Rhaegal Desuelladragones Vrykul | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Rhaegal Desuelladragones Vrykul

Experimentado
Miembro
Level 0
Forum Posts: 29
MyCred MyCred 0 Ascuas
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
mayo 6, 2017 - 3:07 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]Dash[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Rhaegal Björnsson[/INDENT]
Raza[INDENT] Vrykul (Especial) [/INDENT]
Nivel de Rol[INDENT] - [/INDENT]
Promoción a la que aspiras[INDENT] Ninguna [/INDENT]
Clase[INDENT] Guerrero [/INDENT]
Género[INDENT] Masculino [/INDENT]
Edad[INDENT] 16.000 [/INDENT]
Clan, tribu o cártel[INDENT] Desuelladragones [/INDENT]
Metas[INDENT] Unir todos los clanes vry'kul y enviar grandes grupos hacia el sur para luchar, saquear y explorar otras tierras [/INDENT]
Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] A desarrollar en rol [/INDENT]
Altura y peso del personaje[INDENT] 4,27m y 272kg [/INDENT]
Apariencia física[INDENT] Complexión gruesa y grande como la de un animal, con gran masa muscular, hombros fuertes y huesos duros, con muchas cicatrices. Ojos grandes y pelo largo con una coleta hasta el final de la espalda [/INDENT]
Personalidad[INDENT] Bruta, tosca y poco considerada, aunque también es culto, amante de la cerveza, la guerra y las buenas historias [/INDENT]
Facción

  • Horda

Academia o Maestro[INDENT] Academia de guerra de la Horda [/INDENT]
Organizaciones[INDENT] Ofensiva Huargo Blanco [/INDENT]
Orientación Sexual

  • Heterosexual

Creencias e Ideales[INDENT] Dioses del norte [/INDENT]
Conocimientos[INDENT] Habla vry'kul y orco, a parte de la historia y cultura vry'kul [/INDENT]
Clase Social

  • Clase media

Familiares y conocidos[INDENT] Leif (Amigo / Muerto) [/INDENT]
Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Utgarde / Orgrimmar [/INDENT]
Trabajo y Herencias[INDENT] Ninguno [/INDENT]
Historia del personaje[INDENT] Las antiguas historias relatan cómo, libres de la maldición de la carne y compuestos de piedra y hierro, fuimos forjados por los titanes durante la creación de los nueve reinos. Tras la desaparición del clan Inbjerskorn, el resto de clanes dominamos el norte de Azeroth en nuestra lucha contra los jalgar.

Hijo de guerrero y escudera, fui criado desde pequeño para la caza y la batalla, en la creencia de los dioses y los Salones del valor. En cuanto tuve edad para blandir una espada fui entrenado por mi padre para la lucha con su scramseax de acero y hueso de colmipala que heredaría mas tarde. Cuando deje de ser un cachorro aprendí a usar el hacha de dos manos y, solo un mes después acabe con el oso cuyas garras llevo ahora colgadas de mi cuello.

El importante festival en el templo se estaba acercando. En un principio no había planeado ir, pero sentía que debía hacerlo para entender por qué es que los dioses estaban enfadados conmigo.
Entre al gran templo y fui a la estatua de el gran dios Odyn, padre de todos, pidiéndole que me ayudase a comprender su voluntad y rogándole que se complaciera con la ofrenda que le daría.
Le comenté las muchas historias que había oído sobre su poder y mi gran admiración, conmovido por su fuerza y habilidad le dije como sabia de sus grandes victorias en las tierras nórdicas.
Exprese mi respeto por el, y por eso, le ofrecí mi fidelidad en la presencia viva de los dioses del norte, explicándole mi ambición de unir todos los clanes y de enviar grandes grupos hacia el sur para saquear y luchar, pero también para explorar otras tierras.
Al día siguiente, se planteó la cuestión de quien tomaría lugar en el sacrificio para que los dioses no castigaran a todo Azeroth. Después de una deliberación, fue Leif, uno de los mejores guerreros del clan Desuelladragones y mi leal amigo quien acepto ser sacrificado, viéndolo como una gran gloria tal y como dictan las creencias nórdicas.
Asistí al gran sacrificio y observé honrado cuando mi amigo fue asesinado: Leif me dio una última sonrisa antes de que la espada fuese llevada a su garganta.

Bajo el reinado del Rey Ymiron, hace más de quince mil años, la maldición causo que nuestros hijos nacieran en un estado desfigurado, débil y feo. Estas aberraciones enanas dividieron profundamente nuestra sociedad:
Algunos estaban disgustados por las mismas y suplicaron a nuestro gobernante que los mataran a todos, citando la necesidad de mantener nuestra raza pura;
Otros le rogaban que les mostrara misericordia, protestando que a pesar de su debilidad estos niños seguían siendo sus hijos.
Ymiron medito sobre el tema durante algún tiempo antes de llegar a una peligrosa conclusión: debido a que los titanes no habían venido a ayudarnos en nuestro momento de necesidad, y por qué a parte de ellos no había otros seres con poderes del mismo nivel que nuestros dioses, la maldición debió haber sido creada por los mismos. Aunque este no era el caso, en ese momento le creímos y, por su orden, abandonamos a nuestros dioses y la adoración de los titanes fue prohibida. Ymiron entonces se puso de parte de los que llamaban a la muerte de los niños malformados y decreto que todos los padres con niños afligidos deberían matarlos o llevarlos a Gjalerbron para su ejecución.

Un clan en particular lucho contra la maldición de la carne. Después de varios intentos fallidos y como última opción, la tribu busco la ayuda de sus sacerdotisas. Estas mujeres recorrieron el mundo de los espíritus en busca de respuestas, pero lo único que encontraron fue el acecho de la malévola Helya. Su ritual fue horriblemente mal y Helya corrompió aún más a aquellos que buscaban la libertad de su maldición. Estos seres eternamente vengativos aumentarían las filas de los kvaldir de Helya.

Por otro lado, surgió mi poderoso clan, el clan Desuelladragones. Al debilitarnos a causa de la maldición, equilibramos la disminución de nuestra fuerza domando protodracos. Oktel Sangre de dragón fue uno de los primeros en montar estos dragones. A diferencia del clan Inbjerskorn, no les veíamos como meras bestias de guerra, utilizándolos como compañeros de caza y los montamos durante la batalla. Con el tiempo, los dragones se convirtieron en una parte inseparable de la cultura de nuestro clan y en poderosos aliados contra nuestros enemigos mortales, los jalgar.

En un esfuerzo por evadir la maldición de la carne, los Desuelladragones nos fuimos a dormir bajo Rasganorte en la fortaleza de Gjalerbron, dejando nuestras casas y aldeas vacías mientras dormíamos. Allí permanecimos sin ser molestados durante miles de años, ni siquiera por el Gran Cataclismo.

Poco antes del comienzo de la Guerra contra el Rey Exánime, este envió sus secuaces de la Plaga, destruyendo todo en su camino y despertándonos poco después. Muchos llegaron a creer que era un dios de la muerte y se comprometieron con él, compitiendo donde muchos guerreros de elite lucharon por la posibilidad de convertirse en sus servidores. Los vencedores se alzaron como ymirjar, aquellos que no tuvieron tanto éxito o que cayeron en batalla fueron convertidos en vargul en su lugar. De esta manera, la responsabilidad de alzar a los muertos cayo en las val'kyr, espíritus alados de mujeres con vastos poderes nigrománticos bajo el control del Rey Exánime. Las habitantes del Valkyrion aspiraron a este rango y muchas lo obtuvieron.

Aunque en el momento en que el Veredicto Cinéreo sitio la Ciudadela de la Corona de Hielo, la mayoría de estos vry’kul fueron asesinados o destruidos por completo en Corona de Hielo. Con la derrota del Rey Exánime sobre el Trono Helado, algunas de las ultimas val'kyr restantes se comprometieron con Sylvanas Brisaveloz, convirtiéndose en parte de los Renegados.

Sin embargo, una pequeña resistencia de hyldnir situada en el Poblado Brunnhildar, rechazo la llamada del Rey Exánime y reafirmo su lealtad en los titanes, al menos al observador titánico Thorim. Una de ellas, Sif, había sido la esposa de Thorim mucho tiempo atrás, y celebraron el Encuentro de Hyldnir para ver cuál de ellos resultaría digno de gobernar junto a Thor en su lugar.

En cambio, Loken uso la Forja de las voluntades para crear nuevos vry’kul forjados por los titanes, vry’kul de hierro no corrompidos por la maldición de la carne, para servir en su ejército.

Cuando llegaron a Rasganorte, la Horda y la Alianza construyeron dos puertos a orillas del Fiordo Aquilonal: Campo de Venganza y Valgrade. Los del clan Inbjerskorn se volvieron contra Campo de Venganza y, a su vez, los del clan Desuelladragones nos volvimos contra Valgrade, lanzando una serie de ataques coordinados por Ingvar el Desvalijador desde la Fortaleza de Utgarde.

Paso el tiempo hasta que un día los guerreros vry'kul del Rey Galm Ragnarsson del clan Skarm, reforzados por la Horda, desembarcaron en las tierras de Rasganorte.
Esa noche aconteció una feroz batalla en la que fuimos derrotados, pero, tras ello, Galm nos explicó como había recibido una visión de los dioses y nos convenció para unirnos a él y a nuestros hermanos a la Horda, en la que tendríamos oportunidad de luchar y saquear por y para nuestros nuevos camaradas en la Ofensiva Huargo Blanco.
Con el paso del tiempo fuimos al sur, a la ciudad de Orgrimmar en las tierras de Durotar, donde el Garros Grito Infernal, el Jefe de Guerra de la Horda, nos recibió de brazos abiertos.
Años después la Fortaleza de Utgarde fue tomada por la Plaga e invadida por guerreros varguls, algunos huargos y otros tipos de muertos vivientes, matando a muchos de nuestros hermanos y obligándonos a abandonar Rasganorte y volver a Durotar.
[/INDENT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado Darkkang
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 224
Aard: 208
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
gonroho: 105
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3306
Comentarios:8312

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1988
Moderadores: 10
Administradores: 4