Naora Draenei | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Naora Draenei

Veterano
Jugador
Level 0
Forum Posts: 117
MyCred MyCred Asc 1
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
julio 9, 2017 - 9:49 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]Bastián[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Naora [/INDENT]
Raza[INDENT] Draenei [/INDENT]
Nivel de Rol[INDENT] – [/INDENT]
Promoción a la que aspiras[INDENT] Ninguna [/INDENT]
Clase[INDENT] Sacerdote [/INDENT]
Género[INDENT] Femenino [/INDENT]
Edad[INDENT] 298 [/INDENT]
Clan, tribu o cártel[INDENT] – [/INDENT]
Metas[INDENT] Repeler todo mal de Azeroth y proteger su nuevo hogar, prestar ayuda a los Kaldorei y hacer la diferencia a la hora de que la llamen a la batalla o a sanar heridos. Aprender mucho más sobre la luz y los Naa’ru, además de primeros auxilios. Algún día derrocar a la Legión y recuperar su hogar en Argus, a pesar de lo difícil que sea. [/INDENT]
Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] Anacoreta [/INDENT]
Altura y peso del personaje[INDENT] 2.09 Metros, 84 kilogramos [/INDENT]
Apariencia física[INDENT] Tiene un encanto en su rostro y cuerpo que la hacen parecer inocente, a pesar de ello muchos la considerar bella, en su mayoría Draeneis. Porta consigo unas togas y bastón Draenico, muchas veces esta equipada para la situación y usa colores claros para notar su afiliación a la luz. En cuanto al resto, su cabello regularmente lo deja suelto o si de una batalla se trata lo trenza, también tiene unos bellos ojos luminosos y una nariz fina. [/INDENT]
Personalidad[INDENT] Es bastante madura a pesar de su edad o aspecto fisico, conoce bien lo que es una guerra y ha visto la muerte de los suyos, prácticamente en todos esos términos no es inocente. Es bastante sociable y curiosa, es amable e incluso empatica con los heridos y sus aliados. A pesar de ello, puede ser desconfiada de otras razas e incluso de los elfos nocturnos, pues suele reservarse mucho a su “persona” y prefiere tonar el tema a algo menos personal. [/INDENT]
Facción

  • Alianza

Academia o Maestro[INDENT] Islaana Instructora de Anacoreta [/INDENT]
Organizaciones[INDENT] Mano de Argus [/INDENT]
Orientación Sexual

  • Demisexual

Creencias e Ideales[INDENT] Cree en la luz de los Naa’ru, tomando a estos como su origen. Por lo cual tiene mucho respeto hacia todo con una cultura similar, e incluso quienes utilizan a la luz sin llamarla como tal. [/INDENT]
Conocimientos[INDENT] Lo mínimo sobre el como portar la luz y primeros auxilios. Los eventos de los Draeneis desde la invasión de los Orcos en adelante. Habla la lengua Draenei y Común con el típico acento. Y los eventos en Hyjal, de los cuales participo. [/INDENT]
Clase Social

  • Clase media

Familiares y conocidos[INDENT] Islaana (Madre e instructora-Viva), Ocir (Padre-Vivo), Ohcil (Hermano-Vivo). [/INDENT]
Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Nació en Shattrath. Y ahora reside en ciudades Draeneis, o cualquier campamento en caso de la campaña. [/INDENT]
Trabajo y Herencias[INDENT] – [/INDENT]
Historia del personaje[INDENT] Shattrath la majestuosa ciudad de los Draenei, ahí fue el lugar de nacimiento de Naora. Esta pequeña Draenei era hija de Vindicador y Anacoreta, Ocir el Padre e Islaana la Madre, como de costumbre en el nacimiento se realizó una bendición para bautizar a la pequeña en su llegada a este nuevo mundo, Draenor. Ohcil su hermano, fue quien le inculco una fascinación por los Pacificadores e incluso Anacoretas, a pesar de su edad, ambos hermanos idolatraban a estos soldados que salvaguardaban al pueblo usando la luz de los Naa’ru. Sus padres no se quedaron atrás tampoco, ellos siempre le demostraron lo poderosa que puede ser la luz, en especial en momentos de necesidad o muy difíciles para su pueblo, la luz siempre estuvo para guiarlos y por ello le depositaron su fe en esta a la pequeña Draenei.

Esto no se detuvo aquí, pues el camino de enseñanzas nunca acaba., la pequeña Draenei siempre tenía muchas dudas en su alrededor como “¿Quiénes son los que comercian con el pueblo? ¿Por qué estamos aquí? ¿De dónde venimos? ¿Cómo es la luz? ¿Qué clase de criaturas son esas de las afueras?” Entre otras dudas, más sus padres se las respondieron con paciencia y cuidado, suavizando la historia de su pueblo, de Argus y otros enfrentamientos bélicos que tuvieran los Draenei. Por su temprana edad, no termino de comprender todo y por las distorsiones en la historia de sus padres por ser más pequeña, pues entendió mucho menos, pero algo quedo bastante claro la luz era el camino de todo Draenei y ser que ame todo lo bueno de este mundo o de algún otro.

Durante su niñez hasta su adultez prácticamente, se quedó en la majestuosa ciudad de Shattrath, y en cuanto tuvo la edad suficiente le contaron la historia de su pueblo como tenía que ser, incluyendo a la Legión y sus viles esbirros demoniacos. También se había puesto a entrenar y estudiar para convertirse en una Anacoreta, durante sus primeros días fue expuesta a toda clase de entrenamientos de vigor y fortaleza tanto físico como psicológico sobre moralidad, pasaron varios años en los que permaneció en esos duros entrenamientos y estudios de la Luz sagrada de los Naa’ru, más era inexperta y no era nada más que una aprendiz como muchos más. Cuando comenzó, los Orcos que siempre habían “convivido” con los Draenei entre comercio y algunos encuentro, sin razón aparente, comenzaron una cruzada sanguinaria en contra de los Draenei, muchos pueblos cayeron a sus manos e incluso el Templo de Karabor, en Shattrath solo se aguardaba lo peor entre rumores y paranoia.

El ataque a Shattrath comenzó, Orcos por doquier y una extraña bruma de un color rojizo albergaba los alrededores de la batalla, parecía que los sanguinarios ahora habían tomado una piel verdosa y dominaban una magia oscura, la magia vil o demoniaca como se conocía. Se tomaron medidas desesperadas, un grupo de combatientes se quedaría a luchar contra los sanguinarios orcos para así dar tiempo suficiente al resto de huir y librarse de las hachas de estos mounstros. Uno de ellos fue el imponente Ocir que reacio a las peticiones de sus hijos e Islanaa, quería luchar para salvaguardar a su gente. Sin embargo algo lo detuvo, su hijo convenció que no lo hiciera, le necesitaban más a que otra cosa, no quería perderlo.

Así fue como toda la familia huyo con los supervivientes y heridos, ayudaron en lo que pudieron, Naora se lamentaba al observar tales daños a su gente por parte de los orcos, nuevamente según le contaban debían abandonar su hogar por culpa de moustros viles. Escaparon a Marisma de Zangar, donde se refugiaron como si del escondite perfecto se tratase. A pesar de todo, tal ambiente no se comparaba en nada a su hogar en Shattrath, hay paso un buen tiempo Naora y su familia, más nunca perdieron su fe en la luz y se mantenían fuertes frente a tal calamidad. También se hicieron presentes los esbirros de la Legión, entre otras amenazas y así fue como Naora retomo su instrucción como Anacoreta, haciendo frente con el poder de la luz a cualquiera que osara dañar a su familia o a su gente, tomo una personalidad sobreprotectora gracias a esto maduro también pues ya no era una niña.

Llegaba la hora de tomar la iniciativa en los ataques, uno elfos al servicio de Kael’Thas Caminante del Sol, se habían apoderado a de una de las estructuras Draenicas llamada Exodar, en el Castillo de la Tempestad. Muchos Draeneis se armaron, incluyendo a Naora y su familia, para la batalla, era ahora o nunca pues el destino de toda su gente dependía de un hilo y el Profeta Velen lo sabía bien. La batalla dio inicio, Ohcil acompaño a su padre al frente mientras que Islanaa e Naora se quedaron atrás, cubriendo la retaguardia y sanando a los heridos como era su deber, los nervios de la inexperta Draenei le jugaron una mala pasada al recibir unos duros golpes, pero su madre con el poder de la luz intentaba defender y aliviar sus heridas. Con un poco de suerte pudieron abatir a muchos de los elfos, incluso Naora, sin embargo cuando la batalla parecía voltearse a su favor algo inesperado sucedió, la nave conocida como el Exodar se estropeo, se salió de control a mitad de la batalla.

Nadie sabía lo que ocurría, el suelo se movía hacia todos lados, todos se zarandeaban, contemplaban como la nave caía. Hasta que impacto, un gran estruendo y cayó en las Islas de Bruma Azur, en Kalimdor, en un mundo desconocido. Muchos fallecieron por el impacto, amigos, conocidos, familiares. Gracias a la luz la familia de Naora permanecía a salvo, incluso su padre que era tan osado y protector con los suyos, estaba vivo pero muy adolorido como la mayoría. Pasaron varias semanas hasta que comenzaron a asentarse, los restos del Exodar estaban esparcidos por las islas pero hubo una parte de esta nave que recibió el impacto de una forma más resistente e incluso se mantuvo estable, aunque necesitaba reparaciones. Pues ahora se asentaban en Azeroth, debían aceptar este lugar como su nuevo hogar e incluso obtuvieron aliados, los elfos nocturnos que antes eran dueños de estas islas no tardaron en entrar en contacto con los Draenei, muchos desconfiaron por su apariencia similar a los Eredar y a Archimonde, esbirros de la Legión.

Años posteriores, se unieron a la Alianza, dando su apoyo a esta en el Asedio a Terrallende, además de otorgar su completa lealtad y favor a los elfos nocturnos que a pesar de todo le prestaron ayuda cuando más la necesitaban, así pues muchos Draeneis prestaron sus servicios a los Kal’dorei para expiar la culpa de sus “hermanos” de la Legión e incluso devolver el favor.

Naora nunca se ofreció ayudar, pues sentía que su gente lo requería más pero no por ello era egoísta e intentaba prestar su ayuda a quien la necesitara, incluso a los Kal’dorei. Poco a poco se fue acostumbrando a este mundo, como su hermano el cual había partido a Terrallende a ayudar contra la Legión, su padre se encontraba en el Exodar ayudando en lo que podía para reparar tal construcción y su madre fue a Darnassus a ayudar a los elfos nocturnos. Pasaron los años y Naora se movía por bastantes zonas, Draenicas y de los Elfos de la Noche, prestando su ayuda a pesar de su poca experiencia. Desarrollo una buena voluntad que demostraba un corazón noble después de todo, y así permaneció un tiempo para volver a inculcarse en lo que era ser una Vindicadora.

El tiempo no espera a nadie y la amenaza del Cataclismo llego, muchos maremotos, terremotos, el Aspecto de la Muerte había sido liberado, la tierra se caía a pedazos y puede que Azeroth pereciera, los Kal’Dorei fueron los más afectados por esta tragedia así que Naora no dudo en partir para ayudar. Meses posteriores se enteró de que la amenaza del Martilló Crepuscular, y Alamuerte amenazaban la Cima Hyjal, se armó de valor, empuño bastón y partió. Presto su ayuda, contacto con varias razas e incluso miembros de la Horda que venían como aliados, participo en las misiones que les encargaba Ysera la Despierta a los Héroes de Azeroth, haciendo lo que podía como aprendiz que era, ayudo a despertar e invocar a los Ancestros, Goldrinn, Aviana, entre otros. Pero la batalla perduraba y los ejércitos marchaban para acabar con todo esto, el curos de esta guerra había sido volteado pero aún no se acababa, aun no. [/INDENT]


Veterano
Jugador
Level 0
Forum Posts: 117
MyCred MyCred Asc 1
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
2
agosto 17, 2017 - 8:29 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost

Misiones Asistidas (Corte 1)
[INDENT]Monte Hyjal:

  • 1.El Circulo Cenarion y el Anillo de la Tierra llama a la Horda y la Alianza. Habla con la emisaria Son de Viento en Claro de la Luna y viaja con Aronus a Nordrassil. Durante el vuelo, observa como el puesto de avanzada ha sido aniquilado. Alamuerte está cerca e invoca a un antiguo enemigo, huye de allí hacia Nordrassil y habla con Ysera. [GM]
  • 2. Ysera te envía con Malfurion Tempestira en la Arboleda Tranquila, defiende el árbol del mundo mientras Ysera busca respuestas en el Sueño Esmeralda. Ayuda a los dragones féericos y a las fuerzas del Circulo Cenarion a detener al Martillo Crepuscular y sus elementales.
  • 3. Con ayuda de Malfurion, el Circulo Cenarion y el Anillo de la tierra, derrota a un antiguo enemigo de Tierras de fuego, que lidera el ataque. Cuidado cuando acabes con él, ¡hace boom! [GM]
  • 4. Recupera a la exploradora Larandia de su secuestro y obtén su información. Luego ve a los túmulos de Hyjal y habla con la Capitana Saynna Corretormenta e infórmate de quien desapareció allí hace años. [GM]
  • 5. Ysera te habla de la corrupción de Fandral al volver del Sueño Esmeralda, al parecer hace años escapó, pero sus objetivos estaban claros. Ella te habla de que la fisura del mundo, ha acelerado la reaparición de aliados poderosos. Ayúdale a que los ancestros regresen. Vence a Alysra, quien al parecer debía vigilar al druida y al parecer es una traidora. [GM]
  • 6. Ve al Santuario de Avianna con Choluna y usa el Néctar Sacro en su santuario, defendiendo este de las arpías. Luego busca a Blaithe, el antiguo consorte de Avianna con más de 10.000 años, derrótalo y con su sacrificio usa sus plumas en el santuario. Esto da lugar a que aparezca un huevo. [LM]
  • 7. Ve al Nidal de Sethria con ayuda de Thisalee Cuervo y con su ayuda, derrota a esta y sus secuaces. Luego en el Santuario de Avianna observa como el huevo se rompe con ayuda del incienso y aparece Avianna, el ancestro. [GM]
  • 8. Atraviesa la Puerta de las Llamas y entra por el portal a “El Criadero” y allí habla con Fardén Alcaudón. Luego monta un hipogrifo y con un arma, destruye los huevos crepusculares y a los enemigos. Vuelve con Avianna, te cuenta que eran sus huevos y está enfurecida, si fuese por una parte de ella, vería el mundo arder, pero promete venganza.
  • 9. Ve con Oomia Cuernoblanco en la Senda del Lobo y ayuda a que Goldrinn, o también llamado Lo’gosh vuelva al mundo físico. Ve con Ian Duran al santuario y protege este con ayuda de los Huargen. Ian está encerrado, sálvalo. [GM]
  • 10. Al parecer los Huargens se han vuelto loco, de alguna manera adoran a una versión distorsionada de Goldrinn. Acaba con ellos e indaga más en el asunto. Luego ve al santuario y busca a Lycanthoth, un ancestro malvado creado por el Martillo Crepuscular, la némesis de Lo’gosh. [GM]
  • 11. Una vez allí lucha contra Lycanthoth, derrota a este gracias al espíritu de Goldrinn. Luego monta en el ancestro lobo y sus hijos y derrota a todos los secuaces del ancestro malvado. Luego con ayuda del espíritu y sus hijos, entra en la caverna, derrota a los ogros, a su líder llamado Gar’gol. [GM]
  • 12. Manipula y destruye el “Ojo del crepúsculo”. Por último recupera el Apocrifo Crepuscular, lee lo poco que entiendes y destruye este (este dice algo así: “Al comienzo estaba la Sombra Eterna, el odio ardía y surgió el Fuego, las heridas se cicatrizaron y surgió la Tierra, los gritos de angustia dieron lugar al Viento, los cielos derramaron mares de lágrimas y surgió el Agua. Vivimos en la Sombra, el mundo que conocemos fue construído a partir de rabia, dolor, angustia y sufrimiento). Cho’gall se entera y enfurece por esto y mientras, libera a los esclavos. [GM]
  • 14. Lucha contra Machacaceniza, derrota a este y consigue el Escrito sobre Aperturas. Una vez traducido sabes que debéis hacer, encontrar a Pyrendius y asesinarlo. Huye antes de que todo arda.
  • 21. Vuelve con Ysera, ella te envía a buscar a Jarod Cantosombrío. Al parecer, el único comandante que pudo dirigir tanto a mortales como semidioses, desapareció hace un tiempo. [GM]
  • 22. Infiltraros con el Elementalista Ortell y engaña a Condenna la Incompasiva en el terreno de pruebas Luego destruye a Garnoth, el Puño de la Legión y sus secuaces para mostrar que les eres fiel. Os harán firmar con sangre, acaba con ellos y consigue la información que necesitábais. Luego sin dejar huella, ve a la Forja de las Súplicas y sigue infiltrado, intentando no llamar la atención. [LM]
  • 23. Crea un motín durante el discurso, trata de convencer a los que puedas y lucha para salvar a Jarod. Una vez lo salves, con ayuda de las Celadoras de las Sombras, derrota a los Crepusculares. Usa el cuerno de Tholo para llamar a dragones esmeralda y que arrasen los campamentos de alrededor. [GM]

[/INDENT]


Veterano
Jugador
Level 0
Forum Posts: 117
MyCred MyCred Asc 1
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
3
septiembre 11, 2017 - 6:34 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost

Muerte de Naora
[INDENT]La aspirante a Anacoreta, después de un tiempo de deambular por tierras Kaldorei, se entere de la osadía de una de las Celadoras. Como era obvio intento prestar ayuda a sus aliados más cercanos, en una búsqueda para derrocar a la Legión, aunque el combate fue duro y las pruebas para pasar desapercibidos de las garras de la Legión fueron arduas e incluso sobrevivió a más de algún entrenamiento. La pobre Draenei se vio atrapada por una de las trampas de la Legión, donde recibió varias heridas y torturas como es típico. Hasta que finalmente el resto de sus acompañante le rescataron.
Pero esto solo retraso lo inevitable, pues en unas antiguas cámaras donde las Celadoras habían encarcelado a las más viles criaturas, un etéreo activo varias de las defensas con las que quiso acabar con todo el grupo, con leve éxito logro evaporar a Naora. [/INDENT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4