Dobbye Diablillo (Especial SDN) | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Dobbye Diablillo (Especial SDN)

Veterano
Jugador
Level 0
Forum Posts: 117
MyCred MyCred Asc 1
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
junio 26, 2017 - 1:41 am
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]Bastián[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Dobbye [/INDENT]
Raza[INDENT] Diablillo (Especial SDN) [/INDENT]
Nivel de Rol[INDENT] 1 [/INDENT]
Promoción a la que aspiras[INDENT] Ninguna [/INDENT]
Clase[INDENT] Brujo [/INDENT]
Género[INDENT] Masculino [/INDENT]
Edad[INDENT] 135. [/INDENT]
Clan, tribu o cártel[INDENT] – [/INDENT]
Metas[INDENT] Devorar todas la Almas de Azeroth. (Obviamente algo imposible) También ayudar a derrocar a los enemigos de la Legión mas por conveniencia que por servirles. Conseguir poder y no ser considerado una simple alimaña más. Ser siempre libre, y no dejar que sea apresado o esclavizado como muchos de sus hermanos. Además de derrocar a aquellos que le estropeen los planes o los de la Legión. [/INDENT]
Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] Diablillo Vil. [/INDENT]
Altura y peso del personaje[INDENT] 26 centímetros y 41 kilogramos. [/INDENT]
Apariencia física[INDENT] Pequeño y de ojos saltones como es la mayoría de su estirpe. Orejas largas y delgadas, estiradas por así decirlo. Dientes afilados y una sonrisa burlesca, al igual que sus garras. Sus ojos de una tonalidad azul, porta un chaleco de ese mismo color y su tono de piel es algo similar al color piel de los humanos, solo que esta es más escamosa e incluso algo peluda. Porta nada más que aquel chaleco azul para cubrirse de ciertos ataques, pero nada más. [/INDENT]
Personalidad[INDENT] Burlesca, miedosa y curiosa. Todo depende de la situación, es alguien bastante observador y juguetón, a su manera. Es alguien bastante molesto y persistente, tanto como travieso. Más no es tonto y posee algo de astucia, sabe cuando huir o detenerse, al igual de con quien hablar. Ademas disfruta de escondites y observar a los demás ser torturados, como si fuera una película. Teme bastante a los demonios de más rango que el, o cualquier ser o ente más poderoso que el. También teme mucho a la esclavitud y ser forzado a servir a alguien más, si su vida corre este riesgo lo más sensato para el sera huir. Claramente como todo ser sediento de poder tiene bastante ambición y codicia. [/INDENT]
Facción

  • Hostíl

Academia o Maestro[INDENT] Madre de Diablillos Janniz [/INDENT]
Organizaciones[INDENT] La Legión Ardiente. [/INDENT]
Orientación Sexual

  • Asexual

Creencias e Ideales[INDENT] Cree en el poder de la Legión y en sus fines, pero prefiere ser llevado por su ambición e intuición. [/INDENT]
Conocimientos[INDENT] Conoce las guerras en las que ha participado la Legión, las mas recientes, ya sea la Tercera Guerra y el Asedio desde Terrallende. [/INDENT]
Clase Social

  • Mendigo

Familiares y conocidos[INDENT] Madre de Diablillos Janniz (Viva-Madre). Cientos de hermanos totalmente monótonos y generales. [/INDENT]
Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Nacío o fue creado en uno de los miles de mundos de la Legión. Ahora reside en cualquier base de la Legión o campaña que se le encargue. [/INDENT]
Trabajo y Herencias[INDENT] Trabaja para la Legión. Aspira a comprar almas con contratos o simplemente a devorarlas, con sus trucos de diablillo. [/INDENT]
Historia del personaje

[INDENT]Epilogo: Inmensidad de Demonios.

[/INDENT]
[INDENT]
El gran Vacio Abisal… Un inmenso y extendido plano de sombras, devastación, muerte y DEMONIOS, si demonios, desde un poderoso Señor del Foso hasta un miserable diablillo. Lugar de nacimiento de viles criaturas que sirven a la Legión, en sus filas cuentan con interminables demonios que podrían arrasar con capitales enteras. La resistencia es inútil, solo aplazan lo inevitable cuando se enfrentan a la Legión ardiente y sus demonios. Liderados por el gran Titán Oscuro Sargeras con un único objetivo el cual es destruir todo a su paso para que los Señores del Vacío no se puedan alimentar de la miseria de los mundos, Kil’Jaeden y Archimonde controlan las filas de la Legión directo hacia varios planetas, el más reciente es Azeroth, uno de los planetas que más resistencia ha opuesto, desde la Guerra de los Ancestros para poner un ejemplo. Además de los variados planes frustrados de los agentes de la Legión en Azeroth, mas tan solo son una mísera pizca del poder de la Legión Ardiente, pues el verdadero ejercito de esta aún no se ha manifestado sobre el miserable planeta que se aferra a sobrevivir la devastación.

Mientras tanto en el Vacío Abisal, llegan las almas de los demonios caídos y tan solo los más fuertes son dignos de recibir un nuevo cuerpo. Quizás sea mera casualidad que a pesar de habitar en el Vacío Abisal, la Legión tenga planes completamente opuestos a los de los Señores del Vacío. Entre los demonios más reconocidos por la Legión se encuentran las Madres de Diablillos, progenitoras de esta molesta tanto como maléfica raza de demonios, sus hijos son malvados, voraces y crueles sin embargo eso no les quita lo traviesos y “juguetones” que pueden ser, a su manera.

[/INDENT]

[INDENT]Capítulo I: Vacío, el hogar de un diablillo.

[/INDENT]
[INDENT]
La Madre de Diablillo Janniz, una de esta raza de demonios que crean a estos maléficos diablillos en sus pozas de magia vil. Es esta quien dio a “luz” a un peculiar diablillo. Por así decirlo, es la madre de Dobbye, un diablillo totalmente común y no es diferente sino todo lo contrario pues él es “remplazable y común” según muchos demonios que deambulan el Vacío Abisal, aunque su opinión poco afecto hacia sobre Dobbye el cual le gustaba observar las torturas de los mortales que de vez en cuando venían al Vacio Abisal, como esclavos o agentes de la Legión… Siempre que un mortal venia, recibía un castigo, es algo que Dobbye disfrutaba sin dudarlo. Como es obvio Janniz no solo progenito a Dobbye sino que a muchos hermanos y hermanas, mas muchos de estos eran subyugados por demonios o mortales mientras que Dobbye era libre… Era único, diferente a sus hermanos, su libertad fue lo que más apreciaba en ese entonces aunque claro el observar a los mortales sufrir se volvió algo monótono y aburrido poco a poco el Diablillo empezaría a buscar otras maneras de pasar el tiempo.

-¡Almas! ¡Sí! ¡Consumir almas!- Era un buen pasatiempo, pensó Dobbye, consumirlas y devorar las almas de los mortales era algo que disfrutaría hacer… Mas paso bastante tiempo hasta que un mortal iluso llegara a manos de un Demonio superior, Dobbye pidió a gritos el poder devorar su alma, el Demonio quien traía muchos otros mortales tan solo fanfarroneo, sonrió y de una patada alejo a Dobbye. Pero no se quedaría aquí, pues uno de los mortales fue encadenado y como Dobbye pensó en que no se notaría la falta de un alma más… Llego, torturo al mortal y luego consumió su alma, -¡Fácil y rápido!- Exclamo Dobbye al sentir como el salma del mortal pasaba a sus manos. Pocas veces por no decir casi ninguna serían las que Dobbye tuvo el privilegio de arrancar un alma, así que el travieso diablillo siempre inquieto tomo otras opciones. -¡Azeroth!- Volvió a exclamar Dobbye cuando ya llevaba un buen rato pensando, pues ir a ese mundo lleno de mortales… ¡Claro! ¡No había nada que perder!

[/INDENT]

[INDENT]
Capitulo II: La Legión invade, más la curiosidad atrae.

[/INDENT]
[INDENT]
Dobbye no tardo en ingeniársela para llegar a Azeroth, pues varios eran los portales que se habían abiertos hacia Azeroth en aquel entonces. Pues la Tercera Guerra había llegado, sin embargo su desenlace se acercaba. Dobbye como todo diablillo era curioso, ese mundo era nuevo, ósea que habían rocas nuevas, tierra nueva, agua nueva, ALMAS NUEVAS. Dobbye atraído por su curiosidad incursionó por el nuevo mundo, Azeroth, en busca de almas mortales las cuales consumir. Y no fue difícil pues los elfos de la noche era quienes oponían una gran resistencia a los ataques de la Legión y los de sus aliados los Muertos Vivientes, un Druida de la Zarpa malherido y escondido en una mal cuidada cueva que sus paredes caían a pedazos era la victima perfecta para Dobbye o eso creía él. Acecho lentamente al druida, camuflado en la hierba se adentraba poco a poco hasta la entrada de la cueva, desde ahí observaba al malherido Druida. Sin avisar se lanzó a por él, como si de un sorpresa o broma se tratara, sin embargo no se esperaba los buenos reflejos del Druida, el cual rápidamente bloqueo con su voluminoso cuerpo y armadura el ataque del travieso diablillo. El druida tomo su forma de oso, le dio un fuerte zarpazo al diablillo haciéndolo chocar con una de las paredes de la cueva, esta se caía a pedazos e incluso estalagmitas caían sobre ambos contendientes. Una de estas estalagmitas cayó sobre el druida de la zarpa, el diablillo tan solo rio al ver sufrir al elfo, este en defensa tomo su forma de oso y arrojo nuevamente un zarpazo al diablillo, dejándolo inconsciente.

El oso era el vencedor, la cueva estaba a punto de derrumbarse, dejo al inconsciente diablillo ahí tirado sin más y se largó, aun mas herido que antes. Dobbye continuaba inconsciente cunado la entrada a la cueva quedo sellada por rocas. Pasaron días, Dobbye recién despertaba y no le fue demasiado difícil seguir los pequeños indicios de luz que se mostraban tras las grietas de la cueva y las separaciones de las rocas, gracias a su pequeño tamaño pudo pasar fácilmente por las rocas.
Al salir a la luz de la noche, notaba como los rastros de la devastación típica de la Legión se encontraban en todo el bosque… Aunque ¡¿Se estaba recuperando?! Pocos demonios eran los que quedaban por los alrededores y la mayoría estaban siendo cazados por las centinelas, humanos y guerreros de la horda. Dobbye desesperado se vio obligado a ocultarse para sobrevivir, entre grietas y rocas paso un buen tiempo escondido tal demonio, tomando como víctima a cualquier joven Kal’Dorei herido y agotado que se encontraba a su paso, cometió muchas fechorías en Vallefresno aunque menores. Paso bastante tiempo por esos bosques, sin hacer mucho más que servir a la Legión fastidiando a los Elfos de la Noche.

Los años pasaron, la Cruzada Ardiente, la Ira del Rey Exanime y el Gran Cataclismo… Dobbye sintió como todo se movía al pasar del gran Alamauerte, Vallefresno se vio bajo ataque de los Elementales de Fuego los cuales incordiaron bastante a Dobbye. El Barranco del Demonio, fue ahí donde encontró a más de los suyos… Como decía su nombre, tantos temblores y zarandeos molestaron a Dobbye, este pensó “¿Sera el gran Sargeras el que mueve tanto el suelo?” Pero ¡No! Fue Alamuerte el causante de esto, Dobbye pensó detenidamente, si Alamuerte ganaba, habría cataclismo, si hay cataclismo no hay Azeroth, sin Azeroth la Legión no puede invadir el planeta, sin el planeta no hay almas, sin almas NO HAY ALMAS PARA DOBBYE. Claramente era un peligro del cual ocuparse, pero antes estaban estos molestos Elfos de la Noche los cuales poseen unas almas extremadamente potenciales… Dobbye tenía claro lo que hacer, llevar a la Legión a la victoria por que si la Legión ganaba también ganaba Dobbye.
[/INDENT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado Balathos, gonroho, Arkeon
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4