Bellerine Furia ardiente Elfo de Sangre | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Bellerine Furia ardiente Elfo de Sangre

Experimentado
Miembro
Level 0
Forum Posts: 12
MyCred MyCred Asc 0
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
julio 15, 2017 - 10:55 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]Raykz96[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Bellerine sacrosol [/INDENT]Raza[INDENT] Elfo de Sangre [/INDENT]Nivel de Rol[INDENT] 4 [/INDENT]Promoción a la que aspiras[INDENT] Ninguna [/INDENT]Clase[INDENT] Paladín [/INDENT]Género[INDENT] Femenino [/INDENT]Edad[INDENT] 110 [/INDENT]Clan, tribu o cártel[INDENT] Ninguno [/INDENT]Metas[INDENT] Luchar por Quel’Thalas y por su familia, dominar los poderes de la luz y convertirse en un caballero de sangre [/INDENT]Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] Campeón de sangre [/INDENT]Altura y peso del personaje[INDENT] Altura: 1.83 cm Peso: 67 kg [/INDENT]Apariencia física[INDENT] Es de estatura alta, piel pálida y suave, un cuerpo atlético debido a su entrenamiento, mirada seria con ojos color verde claro, orejas largas y puntiagudas que resaltan por encima de su largo cabello rojizo. [/INDENT]Personalidad[INDENT] Es de carácter fuerte con sus enemigos y amable con sus aliados, se mantiene seria todo el tiempo incluso en momentos de alegría, es fiel y leal a la justicia pero por sobre todo, le es fiel a Quel’Thalas y a su familia. [/INDENT]Facción

  • Horda

Academia o Maestro[INDENT] Academia de la Fuente del Sol, Maestro: Hemaethan Estrella de plata [/INDENT]Organizaciones[INDENT] Guardia de Lunargenta [/INDENT]Orientación Sexual

  • Heterosexual

Creencias e Ideales[INDENT] Cree en Belore, en la reconciliación de los Sin’Doreis y Quel’doreis, en la justicia y en la luz. [/INDENT]Conocimientos[INDENT] Conoce el idioma Thalassiano y el común, gran parte de la historia de su pueblo, Posee habilidades con el escudo y con la hoja elfica, sabe nadar y cocinar, sabe montar a los Halcones zancudo. [/INDENT]Clase Social

  • Clase baja

Familiares y conocidos[INDENT] Keelthan sacrosol (Padre – fallecido), Tyhara sacrosol (Madre – fallecida), Bae’Themar sacrosol(hermano – Fallecido), Balaeth sacrosol(Hermano – vivo), Valyna sacrosol(Hermana – viva), Zannathan portador de luz(Ex maestro – Desaparecido), Hemaethan Estrella de plata(Maestro – vivo), Bane’daras Corazon de fenix(Pareja – Fallecido), Lynanne(Hija – viva), Dannalia(Conocida – Desaparecida), Ramaetheas(Conocido – Desaparecido), Noraetheas(Conocido – Desparecido), Melnahaen(Conocido – Desaparecido) [/INDENT]Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Nacimiento y residencia: Lunargenta [/INDENT]Trabajo y Herencias[INDENT] Ninguno [/INDENT]Historia del personaje[INDENT] Bellerine nació en Quel’Thalas, siendo la primera de cuatro hijos de la familia Furia ardiente, a medida que fue creciendo, sus padres Keelthan y Tyhara sacrosol le transmitían poco a poco sus conocimientos sobre la magia arcana que era practicada por los miembros de su familia generación tras generación.

A Bellerine le gustaba escuchar las historias que le contaban sobre el destierro de su gente y la fundación de Quel’Thalas, también le gustaba leer sobre las grandes batallas de su pueblo contra los Trols. Poco a poco fue desarrollando cierta afinidad por el combate cuerpo a cuerpo abandonando sus prácticas arcanas, al principio sus padres no estuvieron de acuerdo pero aceptaron que decidiera su propio camino con la esperanza de que algún día recapacite y vuelva a retomar las prácticas mágicas.

Con el paso del tiempo fueron naciendo sus hermanos Bae’Themar, Balaeth y la menor Valyna, este suceso motivó más a Bellerine en sus prácticas de combate pues al ser la mayor se sentía en la obligación de proteger a sus hermanos.

Un día mientras paseaba por el bosque se encontró con cinco elfos jóvenes como ella luchando con unas ramas de árbol, no se acercó a ellos, solo se dedicaba a observarlos en la distancia, uno de ellos se percató de su presencia y la invito a acercarse, le pregunto que si quería unirse al combate alegando que les faltaba un combatiente, Bellerine lo dudo por un momento pero termino por aceptar. Bellerine se sorprendió por la habilidad del joven elfo pues detuvo todos sus ataques.

Luego de los juegos de lucha el joven elfo se presentó como Bane’daras y le contó que ellos eran un grupo de amigos que se reunían todos los días a jugar y practicar habilidades de combate, también la invito a unirse si quería, Bellerine aceptó su invitación encantada sabía que era una gran oportunidad para mejorar. Años más tarde Bellerine había tenido un vínculo de amistad no solo con Bane’daras sino también con los otros cuatro elfos, Melnahaen, Dannalia, Noraetheas, Ramaetheas.

Poco a poco Bellerine empezaba a mejorar sus habilidades, llegando incluso a superar a sus compañeros, quienes se mostraban muy impresionados por su evolución, Bane’daras que era el más fuerte de todos, cada vez le costaba más ganarle en un duelo.

Bellerine siempre estaba pendiente del progreso de sus hermanos menores, estaba sorprendida de lo rápido que mejoraban sus habilidades mágicas que cada vez se daba más cuenta que el camino de la magia no era su destino, aun así se sentía muy orgullosa de ellos, los cuatro hermanos eran muy unidos, a veces incluso acompañaban a Bellerine a sus prácticas de combate lo que le daba una motivación extra para mejorar cada día.

A estas alturas Bellerine no solo se interesaba por el combate, también empezó a tener otras pasiones como la naturaleza, al estar rodeada de bellos árboles y plantas empezó a investigar sobre la flora y fauna local y creía que la mejor manera era salir a explorar en vez de quedarse solo en los libros, sentía que podía cuidar de sí misma debido a la mejora de sus habilidades, así que cada día en vez de ir a practicar con sus compañeros se dedicaba a explorar el bosque, cada día que pasaba se alejaba más y más, como no poseía ningún arma, era muy cautelosa, a veces se dedicaba a subir a los árboles y desde lo más alto observar el bosque y el comportamiento de alguno de sus animales, llevaba consigo un libro de Herbolaria para ver si podía identificar alguna de las plantas que encontraba.

Un día mientras examinaba una de las plantas un Lince la tomó por sorpresa, afortunadamente pudo reaccionar a tiempo para esquivarlo y correr, el Lince salió tras ella y cuando estaba a punto de atacarla, de la nada salió una guardia forestal que logro socorrerla asesinando al hambriento animal, desde ese día supo que es muy peligroso andar por el bosque desarmado.

Habían pasado varios años desde el acontecimiento con el Lince, ya Bellerine era más madura y responsable, había conocido a un alto elfo llamado Zannathan portador de luz quien le enseño no solo técnicas de combate, sino también sobre las creencias y cultura elfica, de la mano de Zannathan, Bellerine aprendió el valor de la lealtad, la justicia y la perseverancia.
Pronto Zannathan pasó a ser una persona importante en su vida, lo veía como un padre, pasaba mucho tiempo con el repasando libros y entrenando, aunque otras veces se tomaba el día para explorar el bosque con sus antiguos compañeros.
Un día mientras entrenaba Bellerine parecía distraída y distante, Zannathan cuando lo notó, se acercó a ella y le pregunto: Parece que algo te preocupa ¿Qué ocurre? A lo que Bellerine respondió Empiezo a cuestionarme sobre mi futuro, es decir entreno y entreno pero sin un objetivo claro pues nunca he estado en un combate real ¿acaso el único camino es enlistarme en la guardia de Lunargenta? Zannathan toca su hombro y le dice: Que no te atormente el futuro, aun eres muy joven y tienes mucho camino que recorrer, prepárate en el presente y deja que el destino se encargue del resto, para defender a los tuyos no es necesario ingresar al ejército, Bellerine sonrió levemente y acto seguido agradeció a Zannathan por sus palabras y siguió en sus labores.
A la mañana siguiente su entrenamiento fue diferente Zannathan quería que aprendiera de supervivencia así que llevo a Bellerine al bosque donde le enseño a nadar y a aguantar la respiración, sabía que no era algo que se aprendiera de un día para otro así que siguieron haciéndolo por varios días hasta que lo dominara por completo.
Zannathan creía que era el momento de tomarse un descanso, así que le dio unos días mientras el resolvía unos asuntos que no le comento, durante esos días Bellerine aprovecho para pasar tiempo con su familia y amigos, sobre todo con Bane’daras con quien tenía un vínculo muy especial.
Días después cuando retomo su entrenamiento, su mentor le regalo una hoja elfica y un escudo, también le dio su Halcón zancudo alegando que lo necesitaría más que él, Bellerine agradeció todos estos detalles y le juró que todos sus esfuerzos no serían en vano.
Pasaron varios años más y Bellerine junto con sus amigos y compañeros se dedicaban a andar por el bosque, en busca de amenazas, actuaban por su cuenta, ninguno pertenecía a alguna Organización oficial de Quel’Thalas, en una de esas incursiones se toparon con pequeño campamento de Trols del bosque, a simple vista notaron que habían por lo menos 7 Trols en el lugar por lo que no se tomaron la situación a la ligera, mientras discutían que acciones tomar, fueron descubiertos por lo que no tuvieron más opciones que luchar, la cosa no pintaba nada bien para el grupo de elfos, pues no tenían experiencia en combate mientras los Trols parecía que sabían lo que hacen, la lucha se alargó más de lo esperado, llegando el momento en que estaban en igualdad numérica, Bellerine se encontraba un poco nerviosa, luchando a la defensiva con su escudo y esperando el mejor momento para atacar, sus otros compañeros parecían estar en las mismas condiciones, el Trol atacaba con fiereza a Bellerine llegando el momento en que logro quitarle el escudo y derribarla, cuando se disponía a asesinarla, Bane’daras con su hoja atravesó por la espalda al Trol quitándole la vida, el combate había terminado con la victoria de los elfos, pero Dannalia había recibido una herida, afortunadamente habían llevado vendas por si algo así ocurría, rápidamente la vendaron y la llevaron lo más rápido posible a Lunargenta para que sea atendida.
Bellerine se encontraba muy deprimida, primero por no poder deshacerse del Trol con el que estaba combatiendo, el miedo no la dejaba combatir con todo su potencial y por si fuera poco su compañera de la infancia había resultado herida en dicho combate.

Bellerine ya se encontraba en su adultez, se había distanciado un poco de sus compañeros menos de Bane’daras, pues se habían unido al ejercito de Lunargenta dejándoles poco tiempo para verse, visitaba de vez en cuando a su mentor y pasaba más tiempo con sus hermanos y familia.
Su carácter se había fortalecido, ya no era tan débil mentalmente, también se fortaleció el vínculo que sentía con Bane’daras llegando no solo a formalizar su unión con este sino también tuvieron una hija a la que llamaron Lynanne, a partir de este momento y habiendo concluido su entrenamiento físico, le dedico más tiempo a su joven hija, enseñándole sobre su cultura y costumbres.
Cuando la plaga invadió Quel’Thalas Bellerine con su hija y toda su familia se encontraban dentro de los muros de Lunargenta, nadie se imaginaba lo que estaba por ocurrir, era un enemigo nuevo y lo peor es que no estaba vivo, la cosa no pintaba bien para los Altos elfos, se escuchaban rumores de que los elfos caídos se volvían a levantar para luchar en el bando enemigo, para Bellerine era algo ilógico, no conocía que ningún tipo de magia pudiera lograr algo así, cuando la plaga logro atravesar los muros de Lunargenta, Bellerine pudo observar con sus propios ojos que los rumores eran ciertos, la plaga eran seres aberrantes con poca piel, incluso se le notaban los huesos, estaba aterrada, creía que era el fin, cuando Bane’daras se acerca a ella y le dice: ¡ven rápido debemos escapar! Bellerine toma a su hija en brazos y corrió lo más rápido que pudo junto a Bane’daras, lo primero que pensó fue en buscar al resto de su familia para escapar.

Encontró a sus padres y sus hermanos luchando con un grupo de necrófagos, Keelthan le dijo que escapara junto con sus hermanos mientras ellos detenían a las oleadas de necrófagos que se acercaban velozmente, Bellerine al principio no quería abandonarlos, pero Keelthan insistió diciéndole que si se quedaban era el fin para la familia Furia ardiente por lo que esta acepto y juntos partieron del lugar, pero no había a donde ir, la única entrada que conocían era la principal y era el lugar con mayor número de la plaga, así que su única esperanza era esconderse dentro de los muros de la ciudad, duraron unos días escondidos dentro de Lunargenta, cuando decidieron salir se toparon con un grupo considerable de no-muertos de la plaga a las afueras de Lunargenta, en una dura batalla lograron vencer pero Bae’Themar Falleció, en un profundo dolor y con la moral baja, decidieron seguir avanzando.
los tiempos posteriores a la masacre de Lunargenta Bellerine junto con su familia se dedicaron a vagar por todo el bosque canción eterna acampando de vez en cuando, para así evitar ser atacado por sorpresa, conociendo los peligros del bosque y ahora más con el actual enemigo.
Cuando los elfos restantes liderados por Lor’Themar Theron regresaron a Quel’Thalas con la intención de recuperarla Bellerine y su familia se unieron a ellos y ayudaron en todo lo que podían, cuando el Gran magister Rommath regresó a Quel’Thalas los Furia ardiente se sometieron al nuevo método de magia que éste les proporcionó, Bane’daras y los hermanos de Bellerine se unieron a la lucha mientras ella cuidaba de su hija.
Tras la batalla y victoria de los elfos en Lunargenta a Bellerine le llegó la mala noticia de que su esposo y compañero Bane’daras había fallecido en la batalla, tras enterarse de la noticia Bellerine trato de mostrarse fuerte delante de su hija, aunque por dentro sentía un vacío por las constantes tragedias que ocurrían en su vida, con la ciudad de Lunargenta recuperada Bellerine decidió quedarse y reconstruir su vida.
Viendo el reducido número de su gente después del ataque de la plaga, Bellerine decidió unirse al ejercito de Lunargenta, para contribuir al renacimiento de Quel’Thalas, dejando a su hija bajo el cuidado de sus hermanos, allí conoció a Hemaethan Estrella de plata, un Paladín al servicio de los caballeros de sangre, asombrado por su destreza, este le sugirió seguir el camino de la luz, argumentando que no había mejor causa que luchar por lo que es justo y ofreciéndose a guiarla, Bellerine no dudo ni un momento y acepto bajo la promesa de unirse a los caballeros de sangre. [/INDENT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado Renk, Clockz, Lanzled
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4