Amadeus Ketch Humano | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Amadeus Ketch Humano

Recluta
Level 0
Forum Posts: 3
MyCred MyCred Asc 0
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
agosto 4, 2017 - 8:24 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]amadeus[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Amadeus Ketch [/INDENT]Raza[INDENT] Humano [/INDENT]Nivel de Rol[INDENT] 2 [/INDENT]Promoción a la que aspiras[INDENT] Promoción inicial [/INDENT]Clase[INDENT] Sacerdote [/INDENT]Género[INDENT] Masculino [/INDENT]Edad[INDENT] 32 [/INDENT]Clan, tribu o cártel[INDENT] – [/INDENT]Metas[INDENT] Liberar Lordaeron de los Renegados y acabar con ellos. [/INDENT]Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] Maestro de Torturas [/INDENT]Altura y peso del personaje[INDENT] 1.80 m de altura y 80 kg de peso [/INDENT]Apariencia física[INDENT] Es completamente calvo. De vello castaño claro y barba muy poblada. Su piel es blanca caucásica y gestos endurecidos en su rostro. Es de estatura media, no tiene algo desarrollada la musculatura, no es escuálido. Sus ojos son de son de un verde muy claro y rasgados, donde desentona un aire de superioridad. Suele vestir lujosas túnicas, aunque si va de excursión vestirá ropas más convencionales. Su estilo de ropa es convencional, aunque para asuntos de interés social si suele vestir algo más fino. Su forma de hablar es correcta, de tenor medio. [/INDENT]Personalidad[INDENT] Es un hombre temeroso a lo desconocido y fanático de la Luz, con un preocupante racismo inculcado por sus padres y por vivencias pasadas. Teme, desprecia u odia a las razas que no son humanos, elfos o enanos. Considera que aquel que no sigue la creencia humana de la Luz, es un hereje. Ante la Luz y los suyos es obediente, dedicado y afable. Es sumamente tranquilo y petulante, intentando evitar el conflicto físico pero lanzando puyas si hay confianza suficiente. Será el último en entablar combate, esto no significa que no socorra a los débiles. La opción que Amadeus escogería sería rápida, violenta y sencilla, siempre y cuando su pellejo no esté en juego. Es partidario de que el fin justifica los medios, y no dudará en ensuciarse las manos si ha de hacerlo. [/INDENT]Facción

  • Alianza

Academia o Maestro[INDENT] Steven Pembertón, Maestro Campellán [/INDENT]Organizaciones[INDENT] Catedral de la Luz [/INDENT]Orientación Sexual

  • Asexual

Creencias e Ideales[INDENT] La Luz Sagrada [/INDENT]Conocimientos[INDENT] Encantamiento, Historia general de los Reinos Humanos, Encantamiento sagrado a bajo nivel [/INDENT]Clase Social

  • Clero

Familiares y conocidos[INDENT] Amadeus Senior Ketch, Marilin Ketch (Padres), Evanson (Antiguo maestro), [/INDENT]Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Lordaeron, Ahora vive en Nueva Lordaeron [/INDENT]Trabajo y Herencias[INDENT] Campellán y Aprendiz de Inscripción [/INDENT]Historia del personaje[INDENT] Amadeus Pemberton nació en Lordaeron, durante el asalto a Ventormenta en la Primera Guerra. Su padre Amadeus Senior era Campellan de la Iglesia de Lordaeron, y su madre Marilin Cabo del ejército de Lordaeron.

La infancia de Amadeus estaba llena de estudio y culto a la Luz. Su padre era muy estricto con él, incluso a veces distante. Su madre Marilin no era muy distinta a Amadeus Senior, pero al menos cuidaba y jugaba con el pequeño cuando no la requerían en su oficio.

El año que Amadeus cumplió 15 años, dio comienzo la Tercera Guerra. Su padre Amadeus Senior huyó de la ciudad hacia el sur con Amadeus cogido de la mano, rumbo a Stromgarde. Su madre Marilin se quedó a defender el Reino. Jamás se volvió a saber de ella.

Durante el fin de lo que sería su niñez, el odio de su padre a la Plaga que asoló su Reino y le arrebató a su mujer, hacía mella en el muchacho. Para Amadeus, esas horrendas criaturas le arrebataron a lo que más quería en su vida, su madre.

Amadeus Senior maltrataba al joven Amadeus y a sí mismo con flagelaciones y rezos.
Con 17 años, Amadeus Senior le hizo ser monaguillo a Amadeus. Para el chico ya era una costumbre que su padre le ordenara, sin cuestionarle. En aquella época, el chico era sumiso y callado, siempre obediente. Amadeus acabó por creerse la enfermiza visión de la Luz que tenía su padre.

Durante la avanzada juventud, Amadeus y sus hormonas sacaron de quicio a su padre. El joven estaba aprendiendo lo que era codearse con gente de su edad, con diverso punto de vista. Y ante los incesantes arrebatos de Amadeus, Amadeus Senior intentó tomar cartas en el asunto de la única forma que conocía, a golpe de flagelo. Le prohibió que se juntase con el resto de jóvenes. Esto no le sentó nada bien a Amadeus. Por una vez estaba haciendo algo que él había decidido, y desobedeció a su padre marchándose fuera de la ciudad tan solo con un pequeño morral.

Durante su huida nocturna, se adentró en la Cuenca de Arathi, zona conflictiva entre la Horda rebelde y las fuerzas de Stromgarde. Entre sus torpes pasos y sus agotados jadeos, llamó la atención de una pareja de orcos armados, el chico jamás había visto uno de cerca, sentía miedo a la vez que curiosidad.

Uno de los orcos rió ante la torpeza de Amadeus mientras el otro se acercaba a pasos toscos en dirección al chico. Amadeus cayó de espaldas de un respingo soltando el morral del miedo que tenía, arrastrándose en dirección opuesta.

Fue entonces cuando dos guardias de Stromgarde irrumpieron en escena junto a su padre, que había salido en su búsqueda al poco de enterarse de su huida. Los guardias se encararon a los orcos, mas estos no se achantaron. La cabeza cubierta por el casco del soldado, cortada de su propio cuerpo, acabó a los pies de Padre e Hijo. Mientras el otro acabó empalado en ristre contra el suelo por el mandoble de uno de los orcos.

Los beatos no tardaron en poner pies en polvorosa al ver tan cruenta escena. Siendo perseguidos por los orcos, Amadeus Senior tropezó y le gritó a su hijo que siguiera corriendo. Amadeus se detuvo a levantar a su padre, pero este no se dejó. “No pierdas el tiempo ¡Vete, corre!” fueron las últimas palabras que Amadeus oyó de su padre, pues el joven aterrado y confuso solo pudo obedecer y huir.
Amadeus jamás se perdonaría lo que ocurrió ese día. Si él no hubiera escapado, esos dos hombres y su padre seguirían con vida. Era un cobarde, jamás había combatido en su vida. A los dos días se mudó a Ventormenta para empezar una nueva vida de cero. Fue al año siguiente, teniendo 20 años, cuando decidió alistarse al ejército de Ventormenta.

Amadeus nunca había empuñado un arma de verdad, ni se había peleado nunca en su vida. Su oficial lo supo nada más verle, y le dijo que no duraría ni una semana. Amadeus no llegó a superar el periodo de instrucción, no estaba hecho para el combate, aunque aprendió a desinhibirse.
Después de darse cuenta que aunque quisiera, el combate no era lo suyo; Amadeus ingresó en la Iglesia de la Luz, es lo que su padre deseaba desde siempre, que su hijo siguiera sus pasos.
Al transcurrir el año, su maestro Evanson llegó a ver en el joven una forma de ejercer su fe más propia de la Cruzada Escarlata que de la Iglesia de la Luz. El maestro Evanson intentó guiarlo hacia el camino pacífico de la Luz, pero Amadeus recelaba.

El reino de nuevo Lordaeron se formó, y los rumores llegaron a oídos de Amadeus. Daba gusto oír noticias de que la Alianza, o parte de ella, estaba dispuesta a recuperar su vieja patria.

Con 28 años, Amadeus había progresado en el dominio de la Luz, y su maestro fue solicitado en Bosque del Ocaso por un pequeño brote de fiebre que se estaba propagando, Amadeus le acompañó.
En la pequeña aldea había unos 3 enfermos. Ambos sacerdotes aplicaron cuidados, pero no parecía suficiente. A los dos días de intentar sanar a los pacientes, uno de ellos comenzó a comportarse de manera extraña: Balbuceaba incoherencias, tenía pequeñas convulsiones y su piel perdía el color. Sin previo aviso, se abalanzó sobre Evanson, hiriéndole de gravedad.

Amadeus estaba aterrado, ese pobre hombre se había convertido en una aberración no-muerta, trayéndole recuerdos de la caída de Lordaeron. Pero el joven no se achantaría esta vez, la fe en la Luz le dio la fuerza que necesitaba para hacer frente a esa monstruosidad.

El joven sacerdote logró acabar con el no-muerto con sus plegarias divinas. Pero su maestro necesitaba atención médica urgente, y los otros dos hombres infectados correrían la misma suerte que su fallecido compañero: Amadeus tomó la decisión de acabar con la desdicha de esos pobres hombres. Su maestro no aprobaba lo que hizo Amadeus, pero qué otra cosa podrían haber hecho.

Habiendo sanado a su maestro y recobrado el aliento, los sacerdotes se pusieron en marcha de vuelta a la capital. Al día siguiente, los superiores de Evanson convocaron a Amadeus a reunirse con ellos. Le dieron la opción de abandonar la Iglesia de la Luz sin represarías o ser investigado por la Iglesia, ya que no aprobaban que se acabara con la vida de dos inocentes. Amadeus aceptó marcharse, ya que no estaría dispuesto a rechazar su forma de creer en la Luz.

Ahora en el año 35, Amadeus ha viajado a Nueva Lordaeron para unirse a su cruzada para recuperar su antigua patria y expulsar a los renegados de la existencia. Un nuevo maestro le ha acogido, Steven Pemberton. [/INDENT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado Shaytan, rotielbap, AuraYT
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4