Aela ''La Cazadora'' Huargen | Fichas rechazadas | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
sp_Feed block
Aela ''La Cazadora'' Huargen

Veterano
Miembro
Level 1
Forum Posts: 174
MyCred MyCred Asc 431
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
abril 29, 2017 - 4:03 am
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
[SIZE=5]Dhalen[/SIZE]

Nombre y apellidos[INDENT] Aela ”La Cazadora” [/INDENT]Raza[INDENT] Huargen [/INDENT]Nivel de Rol[INDENT] 1 [/INDENT]Promoción a la que aspiras[INDENT] Ninguna [/INDENT]Clase[INDENT] Guerrero [/INDENT]Género[INDENT] Femenino [/INDENT]Edad[INDENT] 27 Años [/INDENT]Clan, tribu o cártel[INDENT] Clan Colmillo sangre [/INDENT]Metas[INDENT] Vengar a su gente y prometido [/INDENT]Clases de Prestigio que aspiras[INDENT] Berzerker. [/INDENT]Altura y peso del personaje[INDENT] 2’10 metros – 130 kilogramos [/INDENT]Apariencia física[INDENT] Sus ojos azul claros fueron remplazados por unos rojos sedientos de sangre, y su hermosa melena carmesí por un pelaje gris claro que cubre por completo su cuerpo. [/INDENT]Personalidad[INDENT] Empatica, salvaje, fiera, emotiva, valerosa, su furia le impulsa a seguir adelante, y no descanzará hasta cumplir su venganza [/INDENT]Facción

  • Alianza

Academia o Maestro[INDENT] Como colmillo de sangre no necesita de un maestro [/INDENT]Organizaciones[INDENT] Colmillo de sangre. [/INDENT]Orientación Sexual

  • Heterosexual

Creencias e Ideales[INDENT] Cree en la fuerza, y ahora rinde fe a goldrinn de quien cree que viene su fuerza. [/INDENT]Conocimientos[INDENT] Conoce sobre hierbas medicinales y tonicos y unguentos basicos [/INDENT]Clase Social

  • Pobre

Familiares y conocidos[INDENT] Ryland Bichburg [hermano-vivo] Rómulo [Padre-muerto] Agatha [Madre muerta] Ewan [Prometido-muerto] [/INDENT]Lugar de Nacimiento y Residencia[INDENT] Nacida en gilneas reside alli donde la manada valla [/INDENT]Trabajo y Herencias[INDENT] Cazadora. [/INDENT]Historia del personaje[INDENT] Una cabaña andrajosa en los lindeles del bosque, una familia humilde reside allí, Rómulo, padre de esta, Agatha, madre de la familia, y los dos pequeños Aela y Ryland, ambos instruidos por su padre en el arte de la casería, arte transferido de padre a hijo por generaciones entre los Bichburg, y así, siguiendo con la tradición, Rómulo entrenó a sus pequeños en el manejo con el arco, siendo así Aela la mas avispada para el uso de este, dejando atrás a su hermano por mucho, el cual prontamente se dedicaría a las ballestas.

Creciendo cual conejos felices campantes en los bosques gilneanos, los chiquillos pasaron de ser lindos retoños a jóvenes vigorosos y llenos de vida, aela, rebosante de belleza gilneana, con un cuerpo esbelto y atlético, y un rostro angelical, lleno de pecas y una test tan blanca como la nieve, seria la moza perfecta de un mercader, corría por los arbustos y rocas de los bosques en busca de animales y alimañas, con sus cabellos carmesíes al viento y su hermano siguiéndole el paso, pasaban tardes enteras cazando, trayendo dinero a sus familias al igual que el alimento a sus ya veteranos padres.

En una de sus incursiones al bosque, esta vez solo la joven pelirroja, pues su hermano días anteriores había sido mordido por una serpiente, la cual causo fiebres, mareos y dolores de cabeza muy fuertes, por esta razón la incursión de la joven, en busca de hierbas medicinales como arayan, hongos de tallo podrido, hoja platas, marregal, y entre otras.

La excursión parecía ir viento en popa, mas algo llamó su atención los gritos de un hombre, lejos, en el interior más profundo del bosque, así pues presta y dispuesta a ayudar a aquel hombre corrió al interior entre ramas, juncos y helechos, dio con el grito, un hombre el cual tirado en el suelo pareciese haber sido atacado por una bestia, mas al acercarse se dio cuenta de que en realidad se había roto un pie al caer de los arboles dejando al descubierto su hueso.

Corrió entonces apresurada a ayudar al joven, el cual quedó hechizado con la belleza de alena, así pues la joven vendó la herida del sujeto, llevándole a cuestas a su cabaña ya con las hierbas para su hermano, mas uno un par para curar la infección de la herida de aquel joven, el cual encantado con ella, no quería más que pasar ms tiempo a su lado.

Después de esto, el joven agradecido, llamó a su caballo y partió, con la promesa de volver algún día y hablar más pausada y tranquilamente en mejores condiciones, aela, sin más entró en su casa ayudando a su hermano con las hierbas que había recolectado.

Después de lo anterior, aela y su hermano volvieron a las suyas después de una pronta recuperación de su hermano, y en una bella tarde de casería, al regresar un caballo marrón estaba atado en el camino a la puerta de su casa, atónita por este hecho, pues no esperaban visitas caminaron a su cabaña, donde aquel joven esperaba a la chica tomando una buena taza de té de hierbas del bosque preparada por su madre al joven, aela con una sonrisa en su rostro dio la bienvenida al forastero, el cual resultó ser un hábil cazador capitalino.

Esa tarde fue el inicio de una bella relación, aquel joven llamado Ewan Brisaboreal de una distinguida familia de mercaderes dedicada a vender pieles y demás artículos fabricados con estas, su hijo, colectaba las pieles en los bosques mientras su familia se encargaba del resto, sintiendo algo en común aela forjó una gran amistad con este joven, mientras el tiempo pasaba y las incursiones de casería reforzaban el vinculo, aela comenzó a enamorarse del joven, el cual después de tiempo se convertiría en su prometido.

Tiempo pasó las noticias corrieron, un muro se alzaba tan alto o mas como el más alto edificio capital, aislando gilneas en su totalidad de el exterior, fueron tiempos difíciles, pues la comida comenzó a escasear, y el pueblo comenzaba a sufrir y los bosques poco a poco se iban quedando sin animales, debido al alto crecimiento de cazadores, así pues nuestro trabajo pasó de ser rentable a ser uno más del montón, sufriendo las consecuencias del encierro y trayendo hambruna a mi familia.

En la capital, una guerra civil se desató, pues algunos hombres disconformes con la decisión de encerrar gilneas y hacer que el pueblo pasara hambre no es gustaba, enfrentándose a nobles y partidarios de cringris, los cuales defendían la decisión, liderados por Darius Crowley, los rebeldes lucharon en sangrientas batallas, mas en el campo, poco se sabía, aela solo se enteró de todo esto gracias a su prometido, quien llegó a refugiarse junto a su madre en la cabaña de aela, viviendo una temporada con ellos mientras el furor de la guerra civil se desataba.

Rumores desde mas alla de la muralla llegaban, en la fortaleza de colmillo oscuro, decían que una plaga de lupinos seres encarnizaban sangrientas masacres consumiendo todo a su paso y convirtiendo a mas seres para su manda, estas noticias asustaron a aela, más sabia que la muralla les protegía, pero no podía dejar de sentir repelús cuando escuchaba las historias que se contaban, muchos al igual que aela siguieron sus vidas tranquilos, pensando que el muro les protegería, mas no sabían la cruel verdad…

Un día todo cambió, aela, su prometido y hermano en el bosque cazaban, mas los gritos de dolor venideros de la cabaña donde Vivian alertaron a los tres, los cuales sintieron un repelús impresionante cuando los aullidos afloraron en el interior, corrieron a revisar y al abrir la puerta dos seres lupinos con ojos tan rojos como la sangre habían devorad hasta los huesos a sus padres, así pues aela su prometido y hermano, enfrentaron a estos seres, pero vaya error, pues uno de estos emboscándoles con suma cautela mordió a el hermano de aela, dejándole malherido en el suelo, quedando ella sola con su prometido mientras mas y mas lobos entraban en casa destrozando todo, las lagrimas desbordaron sus ojos y solo alcanzó a despedirse con un beso de su prometido cuando la banda furiosa de huarges se lanzó sobre ellos, causándoles una mordida a ambos y allí, fue donde todo terminó… su pacifica vida de cazadores había dado un brusco giro.

Después de esto, aela vio como los huarges la dejaban en el suelo, mordida mientras la fiebre y los dolores se apoderaron de ella, y solo pasaron un par de horas para que se convirtiera en una de ellos, abandonando cada parte de su humanidad se convirtió en una bestia sedienta de sangre, siguiendo a la manada junto a su hermano y prometido, quienes ahora se habían transformado de igual forma en haurgens, así pues, aela, se convirtió en un ser bestial sin recordar nada de su antigua vida, se internó en los bosques junto a los demás huargens comenzando una nueva vida.

No se sabe cuánto tiempo pasó pero 3 huargens fueron capturados, si, alea su hermano y prometido, a los cuales les suministraron una poción, la cual les dio una lumbrera después de tanto tiempo viviendo como salvajes, aela vio todo confusa, no recordaba mucho, solo sentía como el salvajismo ahora era parte de ella, se sentía viva, y sentía de algún modo que esta forma siempre estuvo en ella, sintiéndose ligera entre los bosques, como antaño, mas con una nueva forma, vio entonces el panorama de la ciudad, un nuevo enemigo tocaba las puertas, esta vez no eran seres lupinos, si no no-muertos, los renegados, quienes intentaron asediar todo a su paso, destruyendo cada parte del bosque, se unió junto a su hermano y prometido, luchando cual animal feroz con su nueva forma, aprendiendo cada vez mas a desenvolverse con esta, sentía… que aunque habían asesinado a sus padres eran fuertes, y tal vez, fue una gran bendición, mas mientras ensimismada en sus pensamientos y en el furor de la batalla, solo escucho el aullido agonizante de un huargen, alertada, busco entre los muertos y vio lo que durante años temió ver a alguien más de los suyos morir, esta vez, su prometido, siendo ensartado por la espada de una de estas bestias no muertas, al ver sus ojos apagados y carentes de vida, aela entró en una furia imparable, la sed de sangre se apoderó de ella, acabando con cada no muerto a su paso decapitando y cercenando a quien tuviera de frente, solo la furia podía hacerla desahogarse de aquella perdida, la cual, nunca superó, y después de aquella batalla, aela tomo el inerte cadáver y con ayuda de su hermano sepultó a su prometido, quedándose con un colgante de oro de aquel que se había robado el corazón de la loba, desde aquel entonces, la furia creció en su pecho, dispuesta a cobrar venganza y acabar con cada no muerto en su paso.

Aela ahora siguiendo a los colmillo de sangre al lado de su hermano, y al ver caer al líder de estos bajo ivar, siguió al nuevo líder con fervor, aprendiendo de el todo lo que podía, mas aquellas pociones que durante un tiempo controlaron a el animal en ella, perdían cada día su efecto, comenzando a formarse una inmunidad a estas, mas aliados llegaron de tierras lejanas, explicándonos el inicio de aquella maldición, los elfos de la noche.

Aquellos elfos nos dieron una nueva forma de controlar nuestro animal interior, haciéndonos probar el agua de las pozas de tal’doreth, muchos superaron aquel ritual teniendo pleno control de su forma huargen y humana, mas el tiempo con la manada, desarrollo en aela y su hermano una sede de sangre imparable, la llamada sed de sangre de goldrinn, al igual que la furia que alea sentía por la pérdida de su prometido, impidieron que aquellos que continuaron en la manada controlaran su mente, la razón de ser, mas su forma humana… no volvió, así pues condenados ser huargens de por vida, aela continuo con la manada y su hermano jurando exterminar a cada renegado que se le cruzara.

Después de esto, aela continuo su viaje con la manada conociendo nuestras tierras como argenteos, y trabalomas, y nuevos aliadas como la alianza, quienes tenían enemigos en común, al igual que los pico tormenta con quienes cazar no muertos era algo en común, aela sentía, que se encaminaba rumbo a su venganza, y aunque su belleza humana hubiera desaparecido, no le importaba, pues su nuevo cuerpo era de su agrado y pareciese que más que el anterior, dejando atrás su nombre de pila aela paso a llamarse la cazadora, disfrutando de estar entre los bosques cual depredadora cazando animales y no muertos con fiereza, y aunque conservaba su razón de ser y su mente, los instintos salvajes ahora eran parte de ella.

Aela la cazadora, ahora una guerra de el clan colmillo de sangre, luchará hasta el final de sus días con tal de cumplir su venganza, por gilneas y por su gente. [/INDENT]


Veterano
Miembro
Level 1
Forum Posts: 174
MyCred MyCred Asc 431
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
2
septiembre 8, 2017 - 4:03 am
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost

Desaparición:
Inmersa el la vida salvaje de los bosques de gilneas, aela encotró el placer de matar no muertos nuevamente en los bosques de argentos, robando cada parte de su tiempo, solo por la gloria de la manada, quizas algun dia volvamos a saber de esta salvaje huargen, que disfruta de asesianr sin piedad, sin pudor o remordimiento, y todo, para proteger lo que ama, y vengarse de lo que aquellos seres le arrebataron.

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4