Los Loa | Biblioteca | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?
Miembro
Miembro
Level 1
Forum Posts: 223
MyCred MyCred Asc 472
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
septiembre 17, 2020 - 12:21 pm
sp_Permalink sp_Print sp_EditHistory sp_QuotePost

Loas Gurubashi

 

 

He’Thiss: He’thiss o Hethiss es el Loa Gurubashi y Zandalari de la serpiente. Es conocida como ‘’La Escamosa’’ o ‘’La bífida’’, otro nombre que se susurra en ciertos círculos más privados es el de KulkulKan, cuyo significado aproximado parece difícil de traducir al lenguaje común. Al igual que Shadra, He’thiss es famosa por sus venenos. Dependiendo de su ánimo es capaz de crear desde los venenos más lentos y silenciosos hasta los más rápidos y grotescos. He’thiss tiene un sentido del humor especialmente llamativo. Cuando su veneno no es lo suficientemente rápido su poderoso abrazo ofrece un alivio eficaz ante el dolor.

Hethiss fue retenida contra su voluntad en Zul’Gurub durante el tiempo en que los Hakkari trataban de invocar a Hakkar. Su último campeón era el trol zandalari Alto Sacerdote Venoxis quien fue corrompido por el loa oscuro y asesinado en última instancia. Se desconoce quien lidera el culto en la actualidad. Goza de un pequeño altar en el Salón de Loas Menores en Zuldazar.

Los seguidores de He’thiss se consideran a sí mismos los trolls más disciplinados. Son conocidos por su flexibilidad. Muy adaptables y trabajadores. Mientras que como los seguidores de Shadra son hábiles alquimistas, también ponen empeño en el entrenamiento físico. Sus seguidores suelen ser chamanes, cazadores de sombras y cazadores de cabezas.

-Ofrendas Preferidas-

Muda de piel de serpiente, un colmillo de serpiente o cuerpos de roedores.

-Dones-

-Lengua Bífida: Es frecuente que aquellos que siguen a He’thiss noten como su lengua se separa y se afile hasta ser similar a la de una serpiente. En los estados más avanzados son incluso capaces de notar olores sutiles en el aire con ella y desencajar la mandíbula como una verdadera pitón.

-Piel Escamosa: Como los reptiles los seguidores de He’thiss a lo largo de su vida pasan por varias fases en las que cambian completamente de piel. Llega un momento que el mismo vello corporal del troll se afila hasta perfilarse escamas que se hacen resistentes y duras otorgando protección adicional al individuo frente ataques aparentemente mortales.

-Pulmón de reptil: Fruto de la adoración a He’thiss, al igual que la serpiente es astuta y espera su momento en cualquier situación, capaz de sobrevivir sin respirar bajo el agua en ocasiones necesarias. El seguidor de He’thiss es capaz de aguantar durante horas la respiración bajo el agua y se mueve con bastante soltura en ella.

 

Be’Thekk: Be’thekk es el Loa Gurubashi y Zandalari de la pantera. Recibe los nombres de ‘’La Acechadora’’ o ‘‘La Oscura’’. Be’thekk confía en su sigilo para vigilar a su presa y atacar de forma repentina. Las sombras son su armadura y sus garras el arma. Se apoya en el elemento de la sorpresa y se regocija en el suspense de la caza, disfruta especialmente de ofrecer la esperanza de que podrá sobrevivir al típico juego del ‘’gato y el ratón’’ antes de que hunda sus garras en su carne.

Bethekk fue retenida contra su voluntad den Zul’Gurub durante  el intento de resurrección de Hakkar el Desuellalmas. Su campeona fue la trol zandalari conocida como la  Alta Sacerdotisa Kilnara, hermana del anterior campeón, el Alto Sacerdote Arlokk el cual fue asesinado varios años antes  propiciando que su hermana fuera nombrada su nuevo campeón mortal hasta que esta también fue asesinada como fruto de la corrupción de Hakkar. Goza de un altar en el Salón de los Loas Menores de Zuldazar. Se desconoce quien goza del puesto de Alto Sacerdote en la actualidad.

Los seguidores de Be’thekk son laureados  espías, exploradores, asesinos, rebanacabezas, lanzahachas y cazadores. Son un orgullo especial por sus dotes para acechar a su objetivo y su habilidad para mantener una serena paciencia y dedicación hasta haber completado la tarea encomendada.

-Ofrendas Preferidas-

Garras de panteras, carne fresca, una situación de tensión especial, gemas oscuras, la caza durante la noche cerrada.

-Dones-

-Visión de la Pantera: Ante los ojos de Be’thekk la selva se vuelve tan luminosa como de día. La noche es su elemento. Los seguidores de Be’thekk gozan de sus mismos ojos, capaces de distinguir en la noche con facilidad.

-Lengua Felina: De vez en cuando y solo ante las circunstancias más excepcionales, el adorador de Be’Thekk (o Shirvallah) es capaz de comunicarse con los grandes felinos y obedecer a su llamada para cazar a su lado durante cierto tiempo.

-El color de la noche: El vínculo con Be’Thekk puede hacerse tan fuerte que incluso el adorador es capaz de fundirse en ella para esconderse de posibles amenazas y esperar el momento adecuado para actuar.

 

Shirvallah: Shir’Vallah o Shirvallah es el Loa Gurubashi  y Lanzanegra del tigre. Recibe el nombre de ‘’El Orgulloso’’ y ‘’El Rey de la Jungla’’. Mientras su hermana pequeña, Be’thekk acecha en las sombras, el tigre se abalanza con el sol a su espalda. Shirvallah es el Loa más fuerte físicamente y gusta de demostrarlo constantemente. Disfruta de la caza, pero disfruta comiendo su presa aun más. Representa el  poder y majestuosidad en su estado más puro y primitivo. Representa el mayor ideal posible de honorabilidad trol y no el engaño o la astucia como muchos de sus hermanos.

Su último campeón fue el Alto Sacerdote Thekal. En algún momento del pasado el anterior Alto Sacerdote de Shirvallah portaba la Maza de Guerra de Shirvallah, un arma britual que reclamó muchas vidas en un intento por honrar al loa de los tigres. En algún momento se perdió y así sigue hasta la actualidad. Cuando el Rey Rastakhan mandó a algunos de sus más poderosos campeones a  impedir el renacer de Hakkar el Desuellalmas. El Alto Sacerdote Thekal se vio corrompido por la maldad del loa igual que ocurriera con los Altos Sacerdotes de Shadra, Hethiss, Hir’Eek y Bethekk. Al igual que otras loas extranjeros o menos poderosos goza de una capilla en el Salón de los Loas Menores de Zuldazar, aunque su lugar de principal adoración sigue siendo Zul’Gurub.

Los seguidores de Shir’Vallah desarrollan una marcada musculatura, los más comunes son guerreros, berserkers, cambiaformas o cazadores de sombras. Los devotos sienten crecer su fuerza hasta niveles muy superiores a los del troll promedio. Su pelo se torna de colores brillantes, sus colmillos y garras se fortalecen. Adquiere los dones del Rey de los Loas Gurubashi.

-Ofrendas Preferidas-

Garras de Tigre, el arma de un enemigo digno, juramentos de sangre.

-Dones-

La corona del rey: Una de las características más llamativas de los seguidores de Shirvallah es la gran cantidad de pelo que desarrollan, especialmente en la cara y la cabeza. Al poco tiempo son orgullosos portadores de melenas que representan sin necesidad de palabras lo fuertes que son gracias a las bendiciones de Shirvallah.

-Lengua Felina: De vez en cuando y solo ante las circunstancias más excepcionales, el adorador de Shirvallah (o Be’Thekk) es capaz de comunicarse con los grandes felinos y obedecer a su llamada para cazar a su lado durante cierto tiempo.

-Las armas del tigre: Como consecuencia del don de Shirvallah los colmillos y garras del cazador adquieren la fuerza y consistencia propia de una auténtica bestia. Su temperamento se vuelve algo más solitario y orgulloso y aunque no deja de portar armas, se siente más confiado por la fuerza que le ofrece su propio cuerpo.

 

Hir’Eek: Hir’Eek es el loa Gurubashi, Amani, Lanzanegra y Zandalari del murciélago. Algunas veces se refieren a él como ‘’El sabio’’ y ‘El Señor del Cielo de Medianoche’’. El Murciélago es el símbolo del conocimiento y la prosperidad debido a todo lo que es capaz de escuchar aun a costa de su vista. Hir’Eek se considera un juez justo y protector de las tribus. Se le invoca en busca de un momento de claridad mental entre la confusión o cuando se acerca el momento de afrontar decisiones complejas.

Como los otros loas más adorados por los Gurubashi, fue retenido durante la resurrección de Hakkar siendo en ese entonces su más alto campeón mortal la Alta Sacerdotisa Zandalari Jeklik. Tras el Cataclismo y sobrevivir un intento de asesinato, Hir’Eek concedió al líder Lanzanegra Vol’Jin una visión del antiguo imperio amani en la que sacrificaban a prisioneros aqir. Cuando un sacerdote usó un cuchillo para abrir el vientre de la criatura Hir’Eek se manifestó en persona sobre el atar para absorver el espíritu del aqir. Vol’Jin interpretó esto como un mensaje de cómo han de realizársele los rituales apropiados. Sus lugares de mayor adoración son el Santuario de Medianoche en Nazmir y Zul’Gurub.  También dispone de un altar en el Salón de los Loas Menores de Zuldazar.

Los seguidores de Hir’Eek suelen ocupar los puestos más altos del Consejo de Médicos Brujos. Cuando los sabios han encontrado el conocimiento que buscaban tal vez lo guarden para sí mismos o lo compartan. Eso es algo que queda reservado entre el hechicero e Hir’Eek. La mayoría de adoradores de Hir’Eek son videntes, chamanes, médicos brujos, hechiceros y conjuradores.

-Ofrendas Preferidas-

Fruta exótica, secretos valiosos, un cuenco de sangre, ojos.

-Dones-

-Colmillos de Conocimiento: Aquel creyente de Hir’Eek lo suficientemente inteligente es capaz de encontrar los secretos en la sangre, pues son el elemento esencial  de todo animal. Los colmillos de ese devoto  crecerán hasta ser similar a la sonrisa macabra de su señor, símbolo que indicará que es capaz de tener visiones ocasionales pasadas o futuras gracias a la ingesta de sangre de aquel a quien se desea revelar sus secretos.

-Sueño pesado: Es bien conocido que por la noche es cuando las mejores historias se tornan en su clímax.  Tal vez esta sea la razón principal para creer que los seguidores de Hir’Eek tienen un sopor difícil de superar en el día, mientras por la noche permanecen totalmente atentos en su oscuro entorno.

-El Precio de la Visión: Aunque no es necesario, algunos seguidores de Hir’Eek se privan de la vista para gozar de mayor afluencia de visiones. Aquellos más cautos que deciden permanecer con sus ojos intactos, notarán una notable pérdida de visión. No obstante, serán capaces de detectar los sonidos más sutiles de su entorno. Siendo incluso capaces de identificar un simple libro de otro por solo el sonido del raspar de las hojas.

 

Loas Lanza Negra

 

Bwonsamdi: Bwonsamdi es el Loa de la muerte adorado principalmente por los Lanzanegra y los Zandalari.  Se le describe como un trol cubierto de huesos que crecen como espinas de su cuerpo, rodeado de un aura de oscuridad y podredumbre  y con un rostro similar a las máscaras  ceremoniales de los cazadores de sombra, las rush’kah.  Para honrar a los muertos, los trols zandalaris se colocan máscaras que imitan la cara de Bwonsamdi en sus rituales y este a cambio los maldecirá o les tratará con amabilidad dependiendo de su humor. A pesar de su aspecto aparentemente similar a los trols, este les precede, convirtiéndose presumiblemente en el Loa más antiguo que existe. Tiene el control sobre el alma de los trolls tras la muerte y hasta el tiempo en que reencarnan.  Aborrece la no-muerte en todas sus formas y no puede tolerar su ‘’inaguantable mancha’’. Orgulloso, avaricioso y siempre enfocado en su eterna tarea de guiar a los espíritus de los muertos, Bwonsamdi es un espíritu terrible, enigmático y muy poderoso cuyos verdaderos motivos nadie comprende del todo.

Antes de que el Médico Brujo Zalazane expulsara al resto de Lanzanegra de las Islas del Eco, la tribu levantó grandes monumentos tanto en Tuercespina como en las islas desde las que migraron junto a la Horda de Thrall que ahora yacen en ruinas y olvidados. Durante la liberación de las Islas del Eco, El Jefe Lanzanegra Vol’Jin solicitó la ayuda del loa de la muerte a lo cual este aceptó llegando a asesinar a Zalazane al levantar a los trols caidos en la batalla para que lo despedazaran tras lo cual absorbió su alma y se desvaneció.

Posteriormente durante el intento de asesinato de Vol’Jin en Pandaria, Bwonsamdi mostró al cazador de sombras varias visiones incluyendo el futuro de Vol’Jin usando a la Horda para destruir a la Alianza y convirtiéndola en un imperio que rivalizaría incluso con las vieja civilización de los trolls. El Loa deseaba que Vol’Jin usara su influencia para crear tanta lucha y guerra como fura posible, lo que significaría que más y más almas llegarían a su reino del ‘’Otro Lado’’. Vol’Jin se negó a ese camino rechazando la invasión de los zandalari al no considerarlo el modo de vida de los Lanzanegra. Eventualmente el cazador probó su convicción reafirmando su identidad y ganándose el respeto y poder de Bwonsamdi.

Cuando Vol’Jin murió y  este no pudo encontrar su alma, el Loa exclamó que a su jefe no le iba a gustar refiriéndose en aquel momento a Mueh’Zala.

Bwonsamdi también está encargado de castigar a aquellos trolls que se sientan tan poderosos como para renegar del supremo poder de los Loas, una tarea que el señor de los muertos disfruta enormemente. Normalmente  Bwon’Samdi  es  quien reclamará el alma del difunto aunque nadie sabe a ciencia cierta qué papel juega Mueh’Zala en este proceso como el otro gran Loa de los muertos.  En cualquier caso, es Bwonsamdi el encargado de decidir si el trol es digno de convertirse en un Loa, reencarnar o ser castigado por toda la eternidad.

Otros humanoides que también sean asesinados por los trolls entran en su reino. Este lugar  denomina comúnmente ‘’El otro lado’’, aunque nadie sabe con seguridad.

El Señor de los Muertos siente especial placer en la tortura y la humillación pero también premia generosamente a quienes les sirven con diligencia. Sin embargo, contados individuos de otras razas amigas de los trolls han entrado en el reino de los muertos bajo la bendición de su señor y han sido tratados como gentiles invitados aunque jamás podrán renacer. Ni con su cuerpo, ni con el de un troll.

El santuario más importante de Bwonsamdi es la Necrópolis de Nazmir, en la región del mismo nombre de Zandalar y su preferido solía ser el Cazador de Sombras, Líder de la Tribu Lanzanegra Vol’Jin, un puesto que aún sigue vacante. No obstante Bwonsamdi no es como el resto de loas pues disfruta haciendo tratos con otros trols divirtiéndose en el proceso pues goza de un sentido del humor de lo más macabro.

En definitiva aunque Bwonsamdi es en ocasiones despiadado su trato es justo, ya sean mortales o Loas, a excepción de los más oscuros. Pues siempre tratan de arrebatarle sus queridas almas.

-Ofrendas Preferidas-

Criaturas muertas en su nombre, huesos, una vela en un cementerio, ofrendas de juegos de azar o  alcoholes  fuertes.

-Dones-

-Toque de decadencia: Una vez el sacerdote de Bwonsamdi ha encomendado su nombre a este Loa, es capaz de sentir la muerte en todo cuanto le rodea y de este modo alargar su vida absorbiendo la esencia vital de otros seres vivos, pero nunca de trolls.

-Lenguas muertas: Como fruto del extenso saber de Bwonsamdi, es habitual que su adorador empiece a entender las muchas lenguas de la antigüedad y la actualidad sin la necesidad de aprenderlas tradicionalmente, pues a veces son los muertos quienes hablan por su boca.

-El ciclo: Bwonsamdi tiene plena facultad sobre el alma de los trolls. Sus más queridos sacerdotes pueden suplicar ante el más grande señor que a su alma se le entregue una segunda oportunidad. Si es como un espíritu errante, en otro cuerpo o en el mismo eso es materia aparte.

 

Sen’Jin (custom): Los Lanzanegra no han olvidado a día de hoy a su antiguo líder, Sen’Jin, padre de Vol’jin. Durante su tiempo de vida Sen’Jin fue un hábil médico brujo y un poderoso profeta y oráculo. Actualmente los médicos brujos de las Islas del Eco y el sur de Durotar siguen ofreciendo regalos y presentes al espíritu de Sen’Jin para que guie con sabiduría a su hijo y a su antigua tribu. Puede que Sen’Jin no fuera el troll más fuerte o diestro , pero sin duda fue alguien extremadamente sabio y tal vez uno de los más grandes médicos brujos actuales. Aquellos  médicos brujos, sacerdotes y chamanes que lo adoran a día de hoy mantienen las recetas de pociones, hechizos y profecías  que perfeccionó mientras estaba aún en vida, una fuerza muy a tener en cuenta y que los Lanzanegra tienen en muy alta estima por su sobrada eficacia.

-Ofrendas Preferidas-

Un ojo de múrloc, cabezas reducidas, muñecos vudú, máscaras viejas.

-Dones-

-Regalo de la sabiduría: Sen’Jin era conocido por sus muy eficaces creaciones alquímicas. Los seguidores de su antiguo jefe lanza negra, aun mantienen muchos de sus secretos bajo llave. No obstante, aquellos dignos de ser sacerdotes del padre de Vol’Jin gozan de algunos de las mejores recetas de alquimia de las que gozan los trolls de jungla.

-La jungla de muñecos: Una costumbre que a muchos llenaba de temor y respeto era que Sen’Jin a menudo tendía a llenar el bosque con muñecos vudú. Figuras macabras de cuero y hojas secas hechizadas para poder ver, oír y actuar como guardianes y ayudantes del médico brujo. Se dice además que incluso pueden de servir de cuerpo temporalmente en caso de que el médico brujo muera y hasta encontrar un nuevo cuerpo. De cualquier modo, aquellos que aun velan por Sen’Jin mantienen este curioso ritual, que aseguran les protege de los malos espíritus.

-La visión: Los sirvientes de Sen’Jin, tal como le ocurrió al Médico Brujo a menudo son dados a tener multitud de visiones, muchas de ellas no se llegan nunca a cumplir,  no obstante, nadie sería lo bastante imprudente como para desoír tales advertencias del futuro.

 

Miembro
Miembro
Level 1
Forum Posts: 223
MyCred MyCred Asc 472
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
2
septiembre 17, 2020 - 12:31 pm
sp_Permalink sp_Print sp_EditHistory sp_QuotePost

Loas Amani

 

-Nalorakk: Nalorakk, es el Loa Amani del oso. Más conocido como ‘’El Fuerte’’ o ‘’El Iracundo’’, es la referencia directa de la furia, el aguante y la entereza. Nalorakk es conocido por tener un temperamento fácil de ofender. Siempre dispuesto a la lucha y a la guerra. Es por Nalorakk que los Amani decoran sus osos de batalla con amuletos mágicos y armaduras ceremoniales.

Nalorakk ha sido convocado tres veces en la historia reciente de Azeroth. La primera cuando su espíritu fue vinculado a un avatar troll durante el resurgir de Zul’Aman. Una segunda vez durante la caída de los Loas Drakkari en las que el imponente espíritu del oso pide ayuda para liberar a Har’Koa y una tercera vez cuando Daakara vincula de nuevo su esencia a sí mismo y a sus más poderosos guerreros. Rhunok y Nalorakk mantienen una relación similar a la de Shirvallah y Kimbul y otros numerosos Loas, por lo que es probable que sus campeones guarden grandes similitudes y sean capaces de reconocer los dones de ambos Loas aun cuando pertenecen a tribus distintas.

Al igual que el resto de loas amani, Akil’Zon se aparece en Zul’Drak para guiar a los héroes de la Horda y la Alianza hacia el loa drakkari Har’Koa. Así mismo ayudó a de derrotar a los sacerdotes traidores de Quetz’Lun y el profeta que robó la esencia a Akali.

Actualmente no ha nombrado ningún gran campeón.

Los seguidores de Nalorakk tienden a ser luchadores por naturaleza, es por ello que sus principales campeones son Jefes Tribales, caudillos, rebanacabezas, berserkers y cazadores de sombras. Su bendición es de sobra conocida entre todas las tribus. Aquellos con la marca de Rhunok están destinados a ser líderes e imponentes trolls de bosque, por lo que siempre es prudente tratar de no enemistarse con el señor de los osos.

-Ofrendas Preferidas-

Carne reciente, pescado (especialmente huevas de salmón), entrañas de bestias, cerezas.

-Dones-

-Furia del bosque: Los seguidores de Nalorakk tienen un carácter tan voluble como las estaciones. Su tamaño aumenta tan drásticamente como su vello corporal. Pueden entrar en un extraño frenesí  de ira salvaje durante los meses de primavera y verano, mientras que en invierno se encuentran especialmente somnolientos y adormecidos.

-Colmillos de oso: Los guerreros de Nalorakk tienen la capacidad de adoptar la figura del mítico oso amani. Sus fauces se llenan de colmillos puntiagudos, sus garras se fortalecen y su pelaje, pelo o piel empieza a tornarse pardo.

-Olfato del cazador: Al igual que no es difícil para el oso guiarse por el olor, los seguidores de Nalorakk desarrollan un olfato tan agudo que  es capaz de distinguir los distintos aromas en el aire con gran facilidad así como orientarse en los parajes boscosos.

 

-Akil’Zon: Akil’Zon es el Loa Amani del águila. Akil’Zon o ‘’Akil’Darah’’ (nombre que le dan los trolls de bosque de las tierras del interior) es reverenciado en los altos cielos sobre los antiguos bosques de las Tierras del Este. Otro de sus muchos nombres es el de ‘’Surcacielos’’, un apodo acuñado a causa de su agilidad sobre su elemento natural. El aire. Akil’Zon tiene tal dominio sobre este elemento que es capaz de crear huracanes y tormentas con el aleteo de sus alas.

Al igual que el resto de loas amani, Akil’Zon se aparece en Zul’Drak para guiar a los héroes de la Horda y la Alianza hacia el loa drakkari Har’Koa. Así mismo ayudó a de derrotar a los sacerdotes traidores de Quetz’Lun y el profeta que robó la esencia a Akali.

Actualmente no ha nombrado ningún gran campeón.

Akil’Zon mantiene cierta rivalidad con el Señor del Viento Al’Akir, pues se dijo que mantuvo hace milenios riñas y peleas con su hijo, Thunderaan. Sin embargo, actualmente Akil’Zon  mantiene un absoluto control sobre los cielos lo que hace pensar que tal vez esas peleas acabaron resueltas hace mucho tiempo. Sus beneficiados son los Jinetes del Viento, los aviadores, los chamanes, los cazadores y exploradores.

-Ofrendas Preferidas-

Plumas de colores, huesos carcomidos, roedores muertos.

-Dones-

– Mirada hacia las estrellas: Una vez los adoradores de Akil’ZOn han sido benditos sin importar donde se encuentren son capaces de sondear los cielos en busca de las estrellas y los vientos y orientarse con facilidad hacia cualquier dirección que deseen sin necesidad de ningún mapa.

-El ojo del cielo: Los seguidores de Akil’Zon suelen ir acompañados por criaturas aladas tales como búhos, halcones, águilas y cuervos.  Durante breves períodos de tiempo son capaces de observar a través de sus ojos y actuar como un único ser, algo especialmente útil en la guerra de escaramuza que acostumbran a usar los amani.

-Alas doradas: Solo bajo el más atento de Akil’Zon, los seguidores de la gran águila son capaces de crear tormentas, huracanes y tornados. Del mismo modo son capaces incluso de desarrollar alas etéreas  con la facultad de planear siguiendo las corrientes de aire en el mapa del cielo.

 

-Jan’Alai: Jan’Alai es el Loa Amani del dracohalcón. Sus otros nombres son ‘’El Siempre ardiente’’ o ‘’La Llama’’. Representa la ferocidad de los trolls. Se dice que los recién nacidos son sometidos al fuego del Jan’Alai  para librarlos de la debilidad y la impureza.  Es el guardián y protector de las crías, niños y cachorros. Fieramente apasionado y hermoso, Jan’Alai comparte el cielo con Akil’Zon, aunque este último prefiere las frías alturas antes que los valles y colinas que frecuenta Jan’Alai.

Los seguidores de Jan’Alai son tan obstinados y protectores como él mismo. Sienten un fuerte sentimiento de hermandad y lealtad hacia los suyos, especialmente hacia los indefensos o los que aun no puede valerse por sí mismos.  Los Clamallamas, elementalistas, médicos brujos  y chamanes suelen ser sus adoradores favoritos.

-Ofrendas Preferidas-

Una vela encendida, sangre troll, recién nacidos, huevos, piezas de telas coloridas.

-Dones-

-Escama de Dracohalcón: Como parte de la adoración a Jan’Alai, el devoto adquiere la capacidad de soportar el calor y el fuego que de otro modo abrasarían su cuerpo. Esto no significa que sea invulnerable al fuego, sino que su piel adquiere cierta capacidad ignífuga ante él.

-El don de la ceniza: Jan’Alai, como gran maestro del fuego y el renacimiento tiene la facultad de leer la ceniza, lo que significa que puede hacer brotar fuego de donde nadie más podría. Del mismo modo puede evocar visiones limitadas sobre las llamas o leer el porvenir.

-Aliento de fuego: Los dracohalcones comparten una característica con los dragones, y este es su aliento de fuego. Los seguidores de Jan’Alai son capaces de exhalar fuego mágico por la boca, a una temperatura tan alta que incluso un dragón se sentiría sorprendido.

 

Shadra: Elortha no Shadra o simplemente, Shadra, es el Loa Lanzanegra, Farraki,  Amani, Gurubashi  y Zandalari de la Araña. Sus seguidores la llaman la ‘’La Maestra Tejedora’’, ‘’La Diosa de las Arañas’’, ’’ La Madre Veneno’’, ‘’Danzaseda’’, ‘’Amamuerte’’ o ‘’Maestra de Espías’’.  Es mejor conocida por su lengua engañosa que usa para confundir a sus enemigos y presas. Su veneno está entre los más poderosos que cualquier criatura presente o pasada  pudiera segregar en Azeroth, un regalo que pocos han tenido el honor de usar para embadurnar sus flechas. Como la gran tejedora que es, Shadra es capaz de hilar una fina red de astutas palabras conociendo a la perfección las hebras que componen el destino de aquel desdichado mortal en el que fije su pérfida mirada. Se dice que las telas de Elortha no Shadra son tan intrincadas que alcanzan todos los mundos conocidos, envolviendo en sus maquinaciones a cientos de despreocupados mortales ingenuos de la visión de la araña.

Shadra es representada en Azeroth a través de su alto sacerdote, una posición que mantuvo la Alta Sacerdotisa Mar’li líder de los Gurubashi durante la resurrección de Lei-Shen, el Rey del Trueno de los mogu y hasta que fue derrotada por la acción de la Horda y la Alianza.  Su santuario más venerado es Shadra’Alor en las Tierras del Interior construido por los Vilrama. Otros de sus más famosos santuarios es la Capilla de Shadra en Zuldazar, ubicada en el Jardín de los Loa. Actualmente el puesto de Alta Sacerdotisa está ocupado por una zandalari conocida como Yazma la úlima en una larga tradición familiar de seguidores de la diosa araña y maestros de espías. Se considera la líder del  servicio secreto zandalari al mando del Rey Rastakhan cuyo principal deber consiste en conocer y dar fin a las conspiraciones del reino antes de que estallen y es una tarea en la que destaca pues ha evitado más de quince intentos de asesinatos hacia la corona.

Los seguidores de la araña prefieren depender de la perspicacia de su lengua antes que de la espada. Sus adoradores son con frecuencia estrategas, conspiradores, alquimistas y asesinos taimados los cuales son, a menudo el origen de toda discordia pero de modo que nada de ello jamás les salpique.

-Ofrendas Preferidas-

Moscas muertas, una mentira o seda de araña.

-Dones-

-Suero de la Verdad: Los avezados seguidores de Shadra aprenderán a destilar un veneno capaz de hacer a quien lo beba capaz de distinguir las mentiras y las verdades tras las palabras.

-Tela de Araña: Aquellos que se ganen el favor de Shadra serán capaces de crear con medios desconocidos la misma tela de Shadra la cual es fuerte como el acero y flexible y cómodo como el lino. Excelente para armaduras de los fieles.

-Vista de Arácnido: Los seguidores de Shadra del mismo modo que su señora serán capaces de desarrollar un segundo par de ojos durante un tiempo determinado y mediante un ritual especial que les permitirá ver sin dificultad a través de los ojos de las arañas a varios kilómetros a su alrededor e incluso manipularlas.

 

Halazzi: Halazzi es el Loa Amani del lince gigante o el leopardo. Suelen referirse a él como ‘’El rápido’’ o ‘’El perverso’’. Es el máximo representante de la rapidez y la agilidad aprovechándose de esta facultad para acorralar a su oponente. Muy parecido a Bethekk es conocido por jugar con su presa, retorcer su mente y beber de su miedo mientras huye aterrorizado en las sombras del bosque. Es impredecible, cruel y juguetón.

Al igual que el resto de loas amani, Akil’Zon se aparece en Zul’Drak para guiar a los héroes de la Horda y la Alianza hacia el loa drakkari Har’Koa. Así mismo ayudó a de derrotar a los sacerdotes traidores de Quetz’Lun y el profeta que robó la esencia a Akali.

Actualmente no ha nombrado ningún gran campeón.

Los seguidores de Halazzi tienen como máximo objetivo el aprendizaje del miedo y la agilidad. Son acechadores tenebrosos y asesinos dotados de una habilidad y talento grotescos. Se enorgullecen de portar trofeos macabros como lenguas, ojos y manos. Cuanto más haya hecho sufrir a su presa, más orgullosos portarán su premio. Adoptando la retorcida visión de su señor tienden a sumirse en las sombras insuflando el miedo posible en el desdichado y desbocado corazón de aquel que tenga el infortunio de ser el objetivo.

-Ofrendas Preferidas-

Los gritos de un muerto agonizante, la lengua de un muerto reciente, orejas de linces, hojas manchadas de sangre fresca.

-Dones-

-Mente retorcida: Así como la destreza y agilidad del bendito por Halazzi crece hasta niveles sorprendentes, también lo hace su sadismo y egolatría. La mente de un seguidor de Halazzi puede llegar a caminos realmente oscuros si se deja llevar por los caminos oscuros de su señor.

-Cola de lince: Algunos cultores de Halazzi han sido vistos haciendo gala de un rasgo distintivo del gran lince, su larga y afilada cola parda. Aunque algunos son reacios a creerlo, la verdad es que este tercer apéndice se usa casi con la facilidad de un brazo adicional. Sirve de gran ayuda a los asesinos para mantener el equilibrio en las sombras y siempre viene bien a un acechador un brazo extra que porte una tercera daga.

-El color de la noche: Tal como hiciera Be’Thekk, el vínculo con Halazzi puede hacerse tan fuerte que incluso el adorador es capaz de fundirse en ella para esconderse y moverse en su manto ante posibles amenazas esperando el momento adecuado para actuar mientras se escucha la macabra risotada del cazador.

 

Zul’Jin (custom): Si algo caracterizó a Zul’Jin durante su vida mortal, fue su perseverancia y su espíritu incapaz de rendirse o arrodillarse ante nadie. Ni siquiera la muerte pudo parar su voluntad irrevocable. Actualmente el culto a Zul’Jin está profundamente extendido en Zul’Aman y Tierras del Interior aunque muy pocos son sus campeones debido a los sacrificios que debe hacerse el cultor. Sin embargo, el imperturbable espíritu de Zul’Jin solo toma unos pocos y muy selectos protegidos entre todos los que buscan su favor.

Destinados a algo más que irrefrenables guerreros y hábiles médicos brujos, todos los trolls de bosque buscan la ayuda de su antiguo y más gran héroe en algún momento independientemente de los Loas a los que adoren. Aquellos a los que Zul’Jin considera dignos tienden a auto mutilarse sustrayéndose el ojo, la mano y finalmente el brazo en un complejo ritual para obtener la fuerza y odio de su antiguo señor. Los más dados a estos grandes dones son los cazadores de sombra, lanza hachas y médicos brujos.

-Ofrendas Preferidas-

El cadáver de un elfo, la mano izquierda, un ojo troll, un hacha clavada en el cráneo de un ser querido

-Dones-

-El ritual del ojo: Una vez los adoradores de Zul’Jin se han adentrado en su gloriosos camino se sustraen el ojo bajo supervisión de un médico brujo. Para este ritual se requiere el sacrificio de un elfo de sangre o alto elfo. En su lugar se coloca en la cuenca un pequeño fragmento de la guja favorita de Zul’Jin. Este ritual otorga al campeón la facultad de tener un ojo en el mundo de los espíritus y otro en el de los espíritus para siempre.

-El ritual de la mano: Aunque Zul’Jin se rebanó el brazo  izquierdo totalmente, los adoradores de Zul’Jin se ven incapaces de arrebatarse un miembro tan importante de golpe. En su lugar, se arrebatan la mano y la sustituyen por una guja (algo similar a los orcos Mano Destrozada). Esta guja imita perfectamente el modelo que tan orgulloso tenía a Zul’Jin. Cuando son colocadas satisfactoriamente en el muñón son benditas por los médicos brujos, permitiendo que sea capaz tanto de dañar entes etéreos como de carne y hueso.

-El ritual del brazo: Como último paso para honrar el espíritu de Zul’Jin, sus seguidores se amputan por completo el brazo. Un símbolo de tal poder solo puede ser reservado a los más poderosos y devotos trolls.  Para suplir esta carencia deben pasar un período de cautiverio y hambruna tal como sufriera el propio Zul’Jin a manos de los elfos. Deberán atravesar la más dura de las pruebas viajando al propio mundo de los espíritus donde el mismísimo Zul’Jin juzgará si el pretendiente es digno de su favor por medio de pruebas que solo él conoce. De ser así, y volver con la cordura intacta, su brazo dejará de existir pero en su lugar será capaz de desarrollar un apéndice con las garras del dracohalcón, el oso, el lince o el águila a voluntad, cada uno con habilidades propias de los Loas Amani como lanzar sombras (en el caso de Halazzi), fuego (Jin’Alai), rayos (Akil’Zon) o inmensa fuerza (Nalorakk).

Miembro
Miembro
Level 1
Forum Posts: 223
MyCred MyCred Asc 472
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
3
septiembre 17, 2020 - 1:14 pm
sp_Permalink sp_Print sp_EditHistory sp_QuotePost

Loas Drakkari

 

-Quetz’Lun: Quetz’Lun es el Loa Drakkari de la serpiente alada. Muchos la llaman ‘’La vengativa’’, aunque también se le refiere como ‘’La Odiosa’’ y ‘’La Astuta’’. Quetz’Lun se caracteriza  por su envida y su actitud celosa. Estas son las principales razones de que aquellos que evocan sus oraciones hacia la serpiente alada vean su vida drásticamente acortada. La odiosa ejecuta su ira con sutilidad. Sus medios de actuación preferida suelen encontrarse entre la mayoría de Hexxers (invocadores rituales de espíritus) y médicos brujos.

Los seguidores de Quetz’lun no son ajenos al arte de las maldiciones, males de ojos y magia de sangre.  Además de eso, Quetz’lun tiene control sobre la muerte y los sueños. Cuando han concluido su  decadente entrenamiento son una fuerza a tener en cuenta, y a menudo son contratados para realizar actos de venganza sin dejar rastro. Los más atrevidos susurran con miedo que tal vez Quetz’Lun no sea sino otro aspecto de Hakkar o un hijo suyo, aunque no se sabe con seguridad.

Quetz’Lun fue traicionada por su profeta mayor cuando llegó la Plaga a Zul’Drak. En horrible venganza, desde el plano espiritual la serpiente alada sumió a sus antiguos seguidores y sacerdotes a un abismo de pesadilla donde se regodeó de su eterno tormento. A pesar de ello, solo gracias a la ayuda externa de la Horda y la Alianza consigue destruir al usurpador y reclamar de nuevo su poder. Como terrible castigo, Quetz’Lun revive cada día su profeta solo para asesinarlo nuevamente de una manera cada vez más horrible hasta el final de los tiempos.

Aunque se considera que Quetz’Lun está muerta pues goza de un altar en La Casa de los loas perdidos de Zuldazar, aunque es una fuente continua de adoración entre los supervivientes de Zul’Drak.

-Ofrendas Preferidas-

Plumas, una daga envenenada, colmillos de serpientes.

-Dones-

-La ponzoña: La sangre así como la saliva de los adoradores de Quetz’Lun, la serpiente alada vengativa, obtiene la capacidad de resultar venenosa en mayor o menor medida según el favor de su señora.

-Sangre hirviente: Quetz’Lun tiene la capacidad de ocasionar terribles sueños y pesadillas del inframundo a aquel pobre del que tenga su sangre. Es tal su poder entregado a sus sacerdotes que incluso los más dotados y malvados pueden hacer que la sangre de sus enemigos hierva si tienen los medios para ello.

-Escamas azures: La piel del troll se torna dura y escamosa, capaz de segregar una sustancia líquida y viscosa  de mal olor para el sensible olfato de las creaturas de Rasganorte capaz de espantar a las bestias cercanas. Estas escamas pueden usarse como amuletos y abalorios y son muy cotizados entre los magos y hechiceros pues tienen un gran potencial arcano.

 

-Mam’Toth: Mam’Toth es el Loa Drakkari del mamut. Otros nombres para referirse a él son ‘’El Peludo’’ y ‘’La montaña’’. Famoso por su paciencia y longevidad, Mam’Toth es reverenciado por aquellos que buscan una larga vida y por aquellos dispuestos a sacrificarla por un bien mayor. Normalmente es asociado  con el arte de la escritura, ya sea rúnica o por pictogramas tradicionales trolls.

La actitud de los seguidores de Mam’Toth es prudente y sabia en contraposición al resto de adoradores Drakkaris. Algunos antiguos adoradores de otros Loa se encomiendan a Mam’Toth en busca de piedad por su antiguos errores pues aunque la memoria del mamut es larga, también es compasivo a la hora del perdón, algo que no comparte con muchos de sus hermanos.  Por desgracia su culto se encuentra sin fuerza ya que cuando los drakkaris trataron de asesinar a sus loas, Mam’toth se destruyó a sí mismo y a su templo para evitar que robaran sus poderes. Sus seguidores suelen ser médicos brujos, escribas, guardianes de tabillas antiguas, predicadores, historiadores drakkari, hexxers y conjuradores de todo tipo.

Goza de un altar en La Casa de los loas perdidos de Zuldazar.

-Ofrendas Preferidas-

Pasto de la tundra, marfil (preferiblemente pulido) y vino fuerte.

-Dones-

-Abrigo de la estepa: Los sabios consejeros de Mam’Toth desarrollan un espeso pelaje, mucho más grueso y fuerte que cualquiera del resto de drakkaris. Este pelaje protege al sacerdote del frío y el ataque de armas romas pues se ven acolchadas por el abrigo de Mam’Toth.

-Colmillos blancos: Los adoradores del mamut sienten como sus colmillos crecen a un nivel nunca antes visto durante toda su vida por cualquier otro trol. En consecuencia, se ven obligados a limárselos y cortárselos constantemente. Este curioso ‘’marfil trol’’ es sagrado y es especialmente eficaz para luchar contra espíritus malvados o protegerse de ellos.

-Sabiduría ancestral: Los seguidores de Mam’Toth  gozan de la memoria del mamut. Este curioso atributo les permite aprender y entender prácticamente cualquier idioma escrito con inusual facilidad lo que supone una inigualable fuente de sabiduría.

-Akali: Akali es el Loa Drakkari del rinoceronte lanudo. Sus otros nombres son ‘’El duradero’’ y  ‘’El Cuerno Perdurable’’. El rinoceronte es excelente poniendo a prueba sus límites. Su gruesa piel le protege en contra de la mayoría del peligro y no tiene miedo de ir en su busca. Akali es el fiero protector de todo cuanto le importa, siendo rápido en la ira y lento en la paciencia.

Los seguidores de Akali se exponen a condiciones extremas para probarse a sí mismos. Son los más duros y resistentes de entre todos los trolls que conoce el mundo. Para aquellos que no superan sus duras pruebas y fallecen en el camino no merecen más que desprecio. Sus seguidores suelen ser berserkers, guerreros, luchadores acorazados, gladiadores de la arena…

Pese a que Akali fue asesinada por sus seguidores y su sangre bebida por su Alto Sacerdote con la esperanza de reclamar sus poderes, Akali aún es fruto de adoración entre los supervivientes de Zul’Drak.

Goza de un altar en La Casa de los loas perdidos de Zuldazar

-Ofrendas Preferidas-

Una estalactita de hielo perpetuo, rocas talladas, cuero curtido o huesos  molidos de un enemigo.

-Dones-

-Prueba de la fuerza: Akali solo proporciona sus dones mediante un modo y ese es el de desafiar a la muerte para demostrar lo mejor de uno mismo a Akali. En la prueba de la fuerza el trol deberá demostrar que el potencial de sus músculos no tiene igual. De ser así, sus manos se volverán callosas y grisáceas, similares a las patas de un rinoceronte. Desde ese momento los golpes del avatar de Akali serán capaces de increíbles proezas de fuerza física aunque eso no significará que no le duela intentándolo.

-Prueba del frío: Los drakkaris están acostumbrados a un clima hostil  y helado, sin embargo solo los seguidores de Akali o Mam’Toth más decididos son capaces de soportar las más extremas temperaturas para demostrar un temperamento decidido a su señor. En el caso de los seguidores de Akali, si han superado la prueba del frío desarrollarán una piel de aspecto casi ósea, dura como la mejor malla e impermeable para repeler el agua la nieve y el hielo.

-Prueba del miedo: Todo el mundo teme a algo, pero en el caso de los seguidores de Akali eso no es posible. Los adoradores de Akali deberán afrontar su mayor miedo para demostrar a su señor que son imparables recipientes de su voluntad. Solo entonces, desarrollarán un cuerno en su frente áspero y afilado similar al de un ogro pero más grande que demostrará su fuerza ante todo el pueblo de Zul’Drak.

 

-Har’Koa: Har’Koa es el Loa Drakkari del Leopardo de las nieves. ‘’La invisible’’ o ‘’ Colmillo albino’’ es normalmente comparado con su contraparte Gurubashi, Be’Thekk pero se distingue de ella por su descarada fiereza. Donde Be’thekk es silenciosa y acechante, Har’Koa ruge y se regodea poniendo nervioso a su presa, llamando la atención de su enemigo, pero jamás será capaz de saber dónde está hasta que sea demasiado tarde pues su pelaje está hecho de nieve y hielo puro.

Cuando los drakkari decidieron volverse contra sus dioses para frenar el avance de la Plaga, la capturaron y maldijeron a sus crias para controlarlas como marionetas. Tras su liberación, Har’Koa envió a los héroes de la Horda y la Alianza a buscar al resto de loas pero desgraciadamente no pudo hacer nada. Aunque fue incapaz de impedir la masacre del resto de loas drakkaris, consiguió sobrevivir convirtiéndose tristemente en el único y más poderoso de los Loas drakkaris siendo en consecuencia la que más adoración recibe en la actualidad.

El Altar de Har’Koa es el único que sigue en pie y el que aún se realizan los rituales. Se ha convertido de facto en uno de los escasos nucleos de poder que sobreviven en las ruinas de lo que antaño fue la poderosa Zul’Drak.

Los seguidores de Har’Koa son famosos por sus conocimientos sobre lo salvaje, las habilidades para la supervivencia y su habilidad para detectar lo indetectable. Son fieros como su matrona normalmente mostrando su actitud decisiva y su naturaleza dominante. Sus seguidores suelen ser cazadores, exploradores, rebana cabezas, lanzahachas, señores de bestias y cazadores de sombras.  En los últimos eventos concernientes a la Plaga se ve obligada a pedir ayuda a los zandalari de Zim’Torga para librar a sus hijos de la maldición que ha afligido a sus hijos mientras su consorte, Loke’Nahak se encontraba lejos de Zul’Drak.

-Ofrendas Preferidas-

La piel de una presa, una daga de piedra y nieve pura.

-Dones-

-Tatuaje de Hielo: Las runas y tatuajes no son algo extraño en la cultura de los trolls. Sin embargo, los seguidores de Har’Koa usan algo más característico. Mediante los colmillos de los sables de hielo y la sangre de las presas caídas se crea una tinta especial de gran poder que proporciona una considerable protección frente a la magia y que brilla con un luminoso azul hielo.

-Actitud del leopardo: Las garras y colmillos de los seguidores de Har’Koa se hacen mucho más fuertes y resistentes. Sus mismas garras son capaces de golpear produciendo graves quemaduras heladas que si no se tratan adecuadamente pueden producir gangrena.

-Piel escarchada: Los famosos escaramuzadores de Har’Koa son famosos por considerarse casi invisibles en medio de la nieve, su medio natural. Su piel es capaz de tornarse tan clara o tan oscura como el medio en el que cacen de modo que son prácticamente imposibles de detectar en la noche.

 

-Rhunok: Rhunok es el Loa Drakkari del oso ártico. Sus otros nombres son ‘’El Cazador’’ y ‘’El determinado’’. Cuando el oso ártico visualiza a su presa no es frecuente que le deje escapar. Ya sea por tierra o por mar, Rhunok puede rastrear su comida inagotable hasta alcanzar su objetivo. Aunque salvaje, es asociado al poder y a la gloria. Y es el Loa Drakkari por excelencia, pues como el oso polar, los drakkaris son fieros, grandes e incansables.

Los seguidores de Rhunok son los soberanos indiscutibles de los Drakkari. Son ambiciosos y obstinados aunque sin duda suelen tener madera de líderes. Son incapaces de rendirse antes de alcanzar sus ambiciones. No obstante, Rhunok desprecia la magia pues la considera un medio demasiado fácil y suele favorecer a guerreros, cazadores, comandantes y cazadores de sombras. Aquellos que se prueban en el campo de batalla como guerreros inagotables y orgullosos son los predilectos del rey de la tundra. Existe una cierta rivalidad entre Rhunok y Har’Koa por los mejores guerreros de los Drakkaris y ninguno pierde la oportunidad de desafiar al otro cuando nace la posibilidad.

Al igual que Mam’Toth, se quitó la vida antes de que los traidores trataran de robarle su poder. No obstante, su profeta sigue absorbiendo su esencia hasta que la aparición de la Horda y la Alianza acaban con los usurpadores. Su esencia no se ha perdido, por lo tanto es solo cuestión de tiempo que Rhunok renazca y es por ello que sus adoradores aun no han perdido la esperanza de su regreso.

Goza de un altar en La Casa de los loas perdidos de Zuldazar.

-Ofrendas Preferidas-

Pescado salado, grasa de ballena, carne de foca, una pata de oso.

-Dones-

-Montaña de Hielo: Si ya de por si los Drakkaris son una de las razas más grandes que existen, los seguidores de Rhunok son aun más imponentes. Los favorecidos por el oso polar tienen un tamaño que disuadirían a los atrevidos guerreros que busquen el favor de los Loa.

-Colmillos de oso: Los guerreros de Rhunok tienen la capacidad de adoptar la figura del mítico oso polar drakkari. Sus fauces se llenan de colmillos puntiagudos, sus garras se fortalecen y su pelaje, pelo o piel empieza a tornarse pálido.

-Olfato del cazador: Al igual que no es difícil para el oso guiarse por el olor, los seguidores de Rhunok desarrollan un olfato tan agudo que  es capaz de distinguir los distintos aromas en el aire con gran facilidad así como orientarse en los parajes helados que tan familiares le son.

 

-Sseratus: Sseratus es el Loa Drakkari de la Serpiente. Se le conoce como ‘’el susurrador’’ y ‘’el devorador’’. Es conocido por su salvajismo, por su gusto por la carne y la sangre su singular habilidad por la manipulación para conseguir cuanto desea. Sseratus estaría considerado como un Loa realmente oscuro en muchas culturas troll, pero en el panteón drakkari es reverenciado como el desvergonzado oportunista que es.

Los seguidores de Sseratus no se paran ante nada para alcanzar lo que desean. Tanto si eso requiere acabar con un rival por medios poco honorables, como si es masacrar inocentes. Sseratus normalmente requiere un importante pago por sus servicios, los sacrificios de sangre y almas son bastante habituales pero nadie se atreve a llevar la contraria al susurrador. Para los que siguen a Sseratus, el camino más fácil es siempre el mejor camino. Sus adoradores son bebedores de sangre, come almas, invocadores de espíritus, médicos brujos, asesinos, consejeros, políticos y mal nacidos de toda clase.

Sseratus fue asesinado por su profeta. El cual se alimentó de su sangre para obtener todo su poder. Se cree que la razón de este debilitamiento es una maldición de la Plaga pues de otro modo ningún drakkari se habría atrevido a realizar tal ofensa.

Goza de un altar en La Casa de los loas perdidos de Zuldazar

-Ofrendas Preferidas-

Oro, carne troll, sacrificio de una virgen, sangre en viales de serpientes enroscadas.

-Dones-

-Susurros enloquecedores: La viperina lengua de Sseratus actúa por medio de sus sacerdotes. Estos malvados adoradores son capaces de susurrar con voces siniestras pero convincentes  en el sueño subconsciente de otros, haciéndoles creer que tienen ideas que realmente han sido implantadas a conciencia en ellos.

-Sangre regenerativa: Dado  que el hambre de Sseratus por la sangre es grande y sus adoradores tienden a morir con facilidad, la sangre de sus sacerdotes es muy valiosa. Adquiere propiedades místicas y oscuras del vodoo que les permiten regenerar heridas con facilidad. Además de esto, aquellos quienes beban de la sangre de un profeta de Sseratus se verán irremediablemente obligados a servir al sacerdote mientras se renueve el ritual cada cierto tiempo.

-Ojos de serpiente: Los ojos de los adoradores de Sseratus se vuelven un fiel reflejo de su interior. Azules, reptilianos y carentes de cualquier empatía. Gracias a este inusual don, los sacerdotes son capaces de hipnotizar temporalmente así como de hacer ver terribles visiones si tal es su voluntad.

Miembro
Miembro
Level 1
Forum Posts: 223
MyCred MyCred Asc 472
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
4
septiembre 17, 2020 - 5:10 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost

Loas Farraki

 

-Mueh’Zala: Ueetay no Mueh’Zala es el Loa Farraki de la muerte y los sueños. Mueh’Zala o Ueetay no Mueh’Zala es también conocido como ‘’El padre del Sueño’’, ‘’El hijo del Tiempo’’, ‘’El amigo de la noche’’ o ‘’El dios de la muerte’’. Es el Loa más prominente en el panteón de los Trolls Furiarena. Conocido por proteger a los espíritus a los cuales lleva hasta las puertas del reino de la muerte. Mueh’Zala es el único que camina entre reinos con total libertad y eso se debe a que también es el encargado e guiar a los soñadores al Reino de los Sueños. Se dice que Mue’Zala fue el primer Loa en caminar por el mundo, ya que la muerte es la única certeza de la vida.

La vida y la muerte están estrechamente relacionados, en el caso de Mueh’Zala es reverenciado durante los nacimientos así como en los funerales. En ocasiones, y bajo las ofrendas adecuadas es Mueh’Zala quien trae a los espíritus de los muertos invocados por los Médicos Brujos, Nigromantes, Torturadores de Almas, Invocadores y Cazadores de Sombras que le siguen. La relación entre Bwomsandi y Mueh’Zala es una controvertida pues ambos luchan por las almas de los muertos y es una cuestión que enfrenta a ambos cultos hasta el dia de hoy aunque parece que ciertos médicos brujos defienden que Bwonsamdi está por debajo de Mueh’Zala, lo cual no deja de ser como poco controvertido para sus adoradores.

Los seguidores de este siniestro segador normalmente se ven envueltos en un velo de oscuridad. Son individuos taciturnos que caminan con un pie en el reino mortal y otro en el del sueño. Los sacerdotes más astutos son capaces de interferir en las visiones manipulando los sueños de otros con los regalos a Mueh’Zala así como de levantar muertos en su favor. Existen otros que llevan siglos haciendo tratos oscuros con Mueh’Zala, vendiendo almas a cambio de años de vida.

-Ofrendas Preferidas-

Mortajas e instrumentos para la momificación, huesos, arena e incienso, cerebros.

-Dones-

-Sueño ligero: Debido a que los seguidores de Mueh’Zala caminan constantemente entre reinos están muy alerta de lo que ocurre a su alrededor aunque pueda parecer lo contrario. Los adoradores de este sagrado Loa son capaces de no dormir durante períodos tan largos que a otros con seguridad les acabaría matando.

-El ojo dorado: Los adoradores del ‘’Intemporal’’ son capaces de ver más allá de las apariencias de otros. El místico ojo dorado de Mueh’Zala les permite observar el mundo interior de los otros. Reconociendo con facilidad enfermedades o venenos que de otro modo serían indetectables.

-El Velo del más allá: El velo del más allá solo está permitido a los mayores sacerdotes funerarios de Mueh’Zala. Su poder es tan extenso que hace que sean capaces de levantar cuerpos o viajar entre los mundos para evitar un peligro. Pero Mueh’Zala, siempre pide un alto precio por esta valiosa ayuda.

-Kimbul: Kimbul es el Loa Farraki y Zandalari del tigre. Se proclama ‘’El Tercero’’ (haciendo referencia a sus supuestos hermanos Shirvallah y Be’Thekk) , ‘’La furia’’, ‘’Dios de los Tigres’’, ‘’Señor de las Bestias’’, ‘’Rey de los Gatos’’ y ‘’La Condena de la Presa’’. Algunos defienden que  Shirvallah desciende de Kimbul aunque se cree que también podría ser hermano de los Loas felinos Gurubashi, separados por la explosión del Pozo de la Eternidad. La visión del gran tigre es diferente para el pueblo de Zul’Farrak y el de Zul’Gurub.  Existe una gran rivalidad entre los seguidores de Shirvallah y los de Kimbul y es por eso que sus encuentros acaban casi siempre en enfrentamientos directos.Los Farraki ven a Kimbul como un ser sediento de sangre, despiadado e implacable. Él, es el gran fuego que arde en las abrasadoras arenas de Tanaris. Kimbul despedaza a sus enemigos en piezas con sus poderosas fauces acechando entre las dunas valiéndose de su astucia. Donde los Gurubashi ven a Shirvallah como el rey de la jungla debido a su ferocidad y fuerza, Kimbul es visto como una fuerza astuta y paciente que acaba con su presa valiéndose del calor de la arena para dar su remate final.

Se dice entre los Furiarena que los Trolls que escrutan el sol sobre el  cielo realmente ven el ojo dorado de Kimbul, juzgando a los trolls, poniéndoles a prueba en el extremo clima de Tanaris.

Hace cientos de años el templo de Kimbul  ubicado en Vol’Dun, en la Isla de Zandalar, fue atacado por la Invocadora Mepkjla y Kimbul llegó demasiado tarde para salvar a sus seguidores zandalaris de la muerte. En venganza dio caza y exterminó hasta el último naga pero cuando se disponía a dar fin a su líder esta lanzó un hechizo que maldijo las almas de sus seguidores con un infinito y terrible tormento. Hasta que sus almas no sean liberadas Kimbul ha hecho la promesa de no aceptar nuevos seguidores pues su honor se lo impide. Como trofeo y recordatorio de aquel terrible momento tomó un artefacto conocido como el Anillo de las Mareas capaz de causar terribles inundaciones y maremotos guardándolo de cualquier amenaza externa. Sus más altos campeones son guerrera zandalari llamada Div’Yane y el Portavoz Kur’Taji.

Los seguidores de Kimbul aprenden modos de lucha inesperados para cualquier otro. Se valen del entorno para acabar con el adversario más grande, agotándole hasta dar el golpe definitivo. Clavan sus garras sin piedad y beben la sangre para hacerse más poderosos. Sus hijos más devotos tienden a ser guerreros inagotables, bebedores de sangre y berserkers. Algunos médicos brujos le reverencian por su dominio sobre la sangre o el fuego mágico.

-Ofrendas Preferidas-

Sangre del adversario, una llama ardiente, ramos de Solea y Flores de fuego, oro.

-Dones-

La piel de Kimbul: Al igual que ocurre con los seguidores de Shirvallah en Tuercespina, los adoradores de Kimbul también exhiben grandes melenas de fuertes  colores rojizos y amarillos mostrando su poderío. Pero además de ello, el pelo de su piel, se torna más áspero y compacto, adaptado al calor de Tanaris y Vol’Dun.

-La furia de Kimbul: Kimbul, como Shirvallah y Be’thekk es un apasionado de la caza, dentro de su propio estilo. Los trolls que adoren a Kimbul suelen como su señor, competitivos y despiadados. La furia de Kimbul imbuye a los guerreros con una sed de sangre enloquecedora mientras la sangre vibra con el ritmo de la caza.

-Las visiones del desierto: Junto a otros Loas, Kimbul se vale de su astucia. Es por ello que trata de cansar a su presa en el abrasador páramo antes de dignarse a usar sus garras. Lo mismo hacen los seguidores de Kimbul que apasionados, son capaces de crear espejismos  en medio del sofocante desierto para agotar a sus enemigos.

-Shai’Hulud (custom): Shai-Hulud, es el Loa Farraki del gusano. Shai-Hulud recibe los nombres de ‘’El Devorador de Arena’’, el ‘’Gran Padre del desierto’’ o el ‘’Gusano dorado’’. En un tiempo anterior fue uno de los loas más importantes del panteón de Zul’Farrak, pero debido a un tiránico rey de Zul’Farrak, su culto fue prohibido y su maldición según se dice conllevo a Tanaris a sumirse bajo las arenas para siempre.

Shai-Hulud es un Loa taimado pero perspicaz. La venganza no es algo que le disguste ni a lo que sea ajeno. Los gusanos de arena tejen una gran red de túneles y galerías bajo la mayor parte de Tanaris y Silithus aunque pocas veces se dejan ver. La mayoría de los Furiarena han olvidado el nombre de Shai-Hulud, pues fue borrado de cada tabilla, registro y leyenda posible. No obstante, algunas tribus errantes del desierto aun le veneran como la mayor deidad de Zul’Farrak. Shai-Hulud tiene atribuciones sobre la muerte, la arena y el más allá, siendo un conocido frecuente de Mueh’Zala y Samedi. Algunos de sus sacerdotes continúan más allá de la no muerte siendo bendecidos por Shai-Hulud siempre que cumplan sus tareas sagradas para con el gran padre del desierto. Sus hijos, los gusanos de arena gigantes han vuelto a verse en contadas ocasiones nadando entre las dunas como si fuera mar abierto. Algunos médicos brujos tachados de locos alegan que Shai-Hulud marcará un punto de inflexión en la historia de Zul’Farrak dentro de poco…

-Ofrendas Preferidas-

Un cráneo embadurnado en sangre y arena, un trozo de carne lleno de gusanos, los intestinos de cualquier animal.

-Dones-

-Señor de los gusanos: Los fieles a Shai-Hulud a veces pueden notar la horrible sensación de cómo gusanos recorren bajo su piel alimentándose. Sin embargo, aun con lo terrible que esto pudiera parecer significa que realmente han sido benditos por el devorador de arena. Las heridas se curarán más rápido gracias a los líquidos que generan naturalmente ‘’curiosos simbiontes’’.

– Surcar las dunas: Al igual que los gusanos de arena, los seguidores de Shai-Hulud son capaces de surcar con su propio pie o sobre una montura las arenas con una facilidad especial, casi como si le empujaran de forma natural, haciendo que los viajes que llevarían semanas normalmente en el desierto, se puedan hacer en un par de días de marcha.

-Uno con la arena: Como señor de la arena, Shai-Hulud permite a unos pocos elegidos que estos tomen su forma en circunstancias especiales, evitando de este modo golpes aparentemente mortales y fortaleciéndose mientras permanezcan en un lugar con grandes cantidades de arena como el desierto, los páramos o la costa, donde Shai-Hulud es más fuerte.

 

-Roc’Sunog (custom): Roc’Sunog es el Loa Farraki de los rocs, buitres y aves carroñeras del desierto. Roc’Sunog, recibe los nombres de ‘’El Forjadunas’’, ‘’El Rapiñador’’ o ‘’La Carroña Alada’’.  En el desierto de Tanaris, tal vez las criaturas más afortunadas sean los carroñeros que sobrevolando las arenas buscan presas débiles, faltas de fuerza por la extrema dureza del desierto a las que poder devorar. Roc’Sunog es el ave de rapiña más grande que existe. Su pico es duro como el marfil y sus alas se abren decenas de metros sobre las dunas embadurnadas de un viento alumbrado por el sol de Tanaris, algo realmente tenebroso.

Roc’Sunog aprecia a los trolls que saben aprovecharse del momento, que como el cuervo o el buitre, golpean en el momento en que todo parece estar perdido. Roc’Sunog es el epitome de la desesperación para algunos, y de la supervivencia para otros. La verdad es que Roc’Sunog, favorece a todo aquel que sepa ver la belleza en cuando dar la puñalada adecuada, cuando decir una palabra gentil o una mentira, como evadir la culpa o aprovecharse de las ventajas o desgracias ajenas (ya sea en la guerra o en la vida cotidiana). Roc’Sunog tiene también control sobre el aire y los vientos que modelan constantemente Tanaris y sus montañas de fina arena, por eso se le ha llamado el Forjadunas.

Sus adoradores suelen ser asesinos, políticos, generales, militares, asesinos, rebanacabezas, pero también jinetes de dracoleones/rocs y cazarecompensas de toda clase.

-Ofrendas Preferidas-

El asesinato de alguien importante, plumas de rocs, el pico de un cuervo, huesos de lagartos y serpientes.

-Dones-

-Plumas del Carroñero: Los fieles de Roc’Sunog tienen la extraña y remota posibilidad de desarrollar plumas en la parte posterior de los antebrazos y piernas. Aunque no son funcionales, sí que son muy útiles como dagas de una extraordinaria punta aguda y afilada. Muy útiles para el asesino habilidoso.

-Estómago de buitre: Al igual que ocurre con los buitres del desierto, el estómago de los seguidores de Roc’Sunog se fortalece hasta tal punto que son capaces de ingerir prácticamente cualquier cosa orgánica sin sufrir dolores o intoxicaciones. Esto hace que los devotos a Roc’Sunog sean tan difíciles de envenenar por medios convencionales.

-El favor de los vientos: Algunos cultores de Roc’Sunog dicen ser capaces de oír voces en el viento. Voces, que les ayudan a viajar en el desierto y recordar siempre sus caminos entre las dunas pues para ellos nunca cambian. Quien sabe que es verdad y que mentira.

 

-Ul’Thun (custom): Ul’Thun es el Loa Farraki de la Tortuga. Ul’thun, también nombrado como Ulthun o Zultek recibe los apelativos de ‘’Caparazón Gris’’ y ‘’el Durmiente’’. Ul’Thun ha sido desde siempre aquel a quien reverencian los trolls de arena en busca de la tan ansiada lluvia sobre el desierto. Sin embargo, se dice que Ul’Thun duerme durante eras enteras hasta que las ofrendas y sacrificios se hacen tantas que tiene un despertar lento y pausado pero con una determinación infranqueable. Es por ello que las lluvias son terriblemente escasas en Tanaris, pero de una intensidad abrumadora cuando caen en tromba una vez cada pocas décadas, sumiendo a gran parte de las dunas en un infranqueable lodazal de arenas movedizas que engullen cuanto esté a su paso. Es por ello que muchos Furiarena que aún recuerdan su nombre  dicen que las grandes olas del este que han sumergido Tanaris y Mil Agujas son fruto de un nuevo despertar de Ul’Thun. Ul’Thun también tiene control sobre el mar y sus criaturas, por lo que siempre que se va a hasta la costa se prepara un canasto de peces reservado para las tortugas de arena, criaturas totalmente sagradas por el vínculo que guardan con su padre, el durmiente.

Se especula que Ul’Thun tal vez guarde alguna relación con la gran tortuga Shen Zin Su, pero hasta ahora nadie ha podido confirmarlo.

Por desgracia, el culto a Ul’thun se ha visto superado en los últimos tiempos por su eterno rival, la hidra Ghaz’Rilla pues el tiempo pasa rápido para el Durmiente, pero no para los trolls del desierto que necesitan agua cada poco tiempo. Los pocos adoradores de la gran tortuga se encuentran diseminados en el desierto o en las aldeas costeras. La más famosa de ella es Ul’Thulan, la cual significa ‘’Costa de Ul’thun’’. Sus adoradores se componen mayormente en médicos brujos, hidromantes, marineros, piratas y busca pozos del desierto.

-Ofrendas Preferidas-

Cuenco de agua, cangrejos y crustáceos, una canasta de pescado fresco, caparazones de tortugas.

-Dones-

-La carne de la tortuga: Ul’Thun influye a sus seguidores con la rudeza y fortaleza de la piel reptiliana de la tortuga, la cual no deja escapar la humedad y permite mantener un nivel de temperatura corporal que evite las insolaciones bajo las arenas del desierto. Del mismo modo cualquier corte pasa a coagularse con rapidez, evitando la pérdida de líquido vital.

-Hibernación: Al igual que el Durmiente, los cultores de Ul’Thun capaces de inducirse un sueño voluntario bajo el que mantener los estados vitales al mínimo en casos de extrema necesidad para sobrevivir sin ingerir agua ni comida durante períodos prolongados.

-La llamada del Agua: Si por algo son apreciados los cultores de Ul’Thun es por su capacidad para invocar al agua, algo más valioso que el oro en Zul’Farrak, es por ello por lo que los señores de las arenas y cabecillas de Tanaris se jactan de tener hidromantes a su servicio. Los cultores de Ul’Thun son capaces de comunicarse con los elementales de agua e invocar torrentes y terribles tormentas si se ven obligados a ello, pero jamás sobreexplotan su don.

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado Pakete
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 223
Aard: 208
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
gonroho: 101
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3280
Comentarios:8257

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1959
Moderadores: 10
Administradores: 4