Los Gnomos | Biblioteca | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?

Recluta
Miembro
Level 0
Forum Posts: 10
MyCred MyCred Asc 4
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
julio 27, 2017 - 9:17 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost

Índice

1. Historia de los gnomos
2. Carácter.
3. Forma física y psíquica.
4. ¿Cómo ven a las otras razas?
5. Atuendos y ropajes.
6. Sistema de Gobierno.
7. Profesiones.
8. Clases.
9. Sitios para rolear.
10. Gnomos famosos.
11. Final y agradecimientos.

1. Historia de los gnomos
Los Gnomos son una diminuta y simpática raza de pequeños humanoides que viven bajo tierra. No se conoce mucho de su historia (ni siquiera ellos mismos recuerdan mucho de ella), puesto que, a diferencia de los enanos, no son muy dados a inquirir en el pasado, dado que la principal preocupación y actividad dentro de su pequeña sociedad consiste en el avance tecnológico. Y es que de todas las razas de Azeroth, los Gnomos se caracterizan por ser la más avanzada no solamente a nivel científico, sino también político e intelectual. Con fama de excéntricos, brillantes y a veces alocados inventores, su vida se caracteriza por la construcción de grandes maravillas e ingenios tecnológicos que van más allá de la imaginación de cualquier ser de otra raza.

Los Gnomos fueron “descubiertos” por los Enanos unos 200 años antes de la actual Cruzada Ardiente, pero existen registros de que algunos gnomos interactuaron con humanos y altos elfos, hará casi 850 años, en el continente de Lordaeron, en Tirisfal Glades. Según la historia, un explorador enano encontró una pequeña villa de gnomos, y se halló muy sorprendido al darse cuenta de que estos ya habían descubierto la pólvora, y que, de hecho, habían logrado automatizar toda la villa y habían creado innovaciones tan sorprendentes (y algunas, ridículas) como las gallinas mecánicas. Pronto iniciaron los intercambios comerciales y tecnológicos entre ambas razas, que fueron creciendo en amistad y cooperación, hasta que los enanos ofrecieron a los gnomos construirles una ciudad capital en las faldas de la montaña Ironforge, que los gnomos posteriormente se encargaron de “acondicionar” con todas sus creaciones y adelantos tecnológicos. Fue así como nació Gnomeregan. Casi inmediatamente a la finalización de la construcción de Gnomeregan, inició la Guerra de los Tres Martillos. Gnomeregan fue el centro de la actividad de los gnomos a partir de ese momento. En ella, los gnomos elaboraron complicados y maravillosos adelantos que retaban la imaginación, cada uno superado solamente por el siguiente adelanto surgido de la mente brillante de un inventor o ingeniero. Finalizada la Guerra de los Tres Martillos, los Gnomos volvieron a tener contacto con los nuevos gobernantes de Ironforge, la Casa Bronzebeard. Como compartían con los enanos su amor por la ingeniería y los designios mecánicos, rápidamente los enanos entraron en contacto con las invenciones de los gnomos. Cuando estalló la Segunda Guerra entre la Horda y la Alianza, los Gnomos ingresaron en la coalición aliada junto a sus amigos los Enanos, y construyeron vehículos de guerra y de transporte de aire, mar y tierra (entre ellos, tanques de vapor, submarinos y los asombrosos girocópteros), que rivalizaban en calidad y poder con los destructivos inventos de sus rivales, los Goblins, aliados con la Horda. Durante la Tercera Guerra, contra la Legión Ardiente, y extrañamente para sus aliados humanos, enanos y elfos, los Gnomos rehusaron tomar parte en ella, pero enviaron sus increíbles tecnologías con sus hermanos Enanos. Luego de finalizada la guerra, se reveló que Gnomeregan, su amada tecno-ciudad, había sido invadida por los troggs, una raza primitiva de humanoides que había despertado en lo profundo de las cavernas donde se hallaba la ciudad. En un intento desesperado por acabar con la amenaza, los Gnomos habían abierto las válvulas de escape de radiactividad de Gnomeregan, pero algo salió mal y la radiación afectó no solo a los troggs, sino también a la mayoría de la población gnoma. Los supervivientes se vieron obligados a escapar hacia Ironforge, donde los enanos les acogieron y les otorgaron un distrito para que la corte gnoma se estableciera: Tinker Town. Los Gnomos, aún dolidos por la pérdida de su ciudad, intentan recuperarla por todos los medios hasta hoy, aunque muchos de ellos se han dedicado a la aventura, acompañando a las razas de la Alianza hacia Kalimdor.

Aún incluso después de la destrucción de su ciudad y la casi aniquilación de su raza, los gnomos siguen siendo criaturas afables y amigables. Se caracterizan por hacer amistades rápida y fácilmente, y los miembros de las otras razas, aunque los consideran excéntricos y con algún “tornillo zafado”, empiezan a verlos con ojos de paternidad.

Actualmente el Mekingeniero Mekkatorque está planeando recuperar definitivamente Gnomeregan para su raza, pasando a ser en el Cataclysm una nueva capital para la Alianza.

[SIZE=1]- – – Updated – – -[/SIZE]

2.Carácter
Los gnomos, de entre todas las razas que pueblan lo ancho y largo de Azeroth, son las más afables, sociables y optimistas. Su aspecto entrañable y su gran humor, acompañados con una gran sensación de que “todo va a ir bien”, de esperanza e ilusión que los hacen a ojos de algunos incluso crédulos, nada lejos de la realidad. Los gnomos saben bien de la crudeza de la vida, pues ellos mismos han tenido que afrontar grandes tragedias y es mucho lo que se ha perdido, pero es muy destacable el gran optimismo de los gnomos, que siempre afrontan la realidad con alegría. Una de las máximas de un gnomo, quizás pueda ser “No hay nada imposible, tan solo es matemáticamente improbable”. Se destacan por su inteligencia indudablemente superior, su afán de superación personal y sus dotes de planificación e inventiva que van más allá de lo mundano. La mayoría de los gnomos pasan más tiempo planificando e ideando sus nuevos artilugios y cachivaches que fabricándolos en sí, y cuándo algo sale mal, no suelen descartarlo, si no que siempre buscarán una solución o un apaño.

El gnomo siempre vive en el presente y en el futuro. Su tiempo es el ahora y el mañana, y en pocas ocasiones suelen sentir curiosidad por la raigambre de su raza y su historia. Hasta hace relativamente poco, los gnomos desconocían ser creaciones directas de Mimiron, y esto lo supieron gracias a los enanos, los cuáles sembraron en ellos la chispa de las ansias de saber más del pasado. No por ello existen demasiados gnomos historiadores, y de hecho, es raro ver uno.

Su legendario afán de curiosidad los ha llevado a investigar sobre la magia, la ciencia, lo natural y la lógica formando a poderosos e inteligentes tecnócratas, magos, hechiceros, brujos, médicos y toda clase de sabios maestros de la ciencia. Se suele decir que la única ley que obedece un gnomo es la de la del imperio de la lógica y la razón, pues suelen carecer de una fe arraigada en su cultura, al ver siempre el lado científico y racional de los hechos. El gnomo que no encuentre la manera de explicar un fenómeno nunca lo atañerá a una deidad o a un deus ex machina, si no que buscará un razonamiento lógico con ayuda de sus compañeros antes de dejarse caer en la fé ciega.

La imaginación se puede considerar como el pilar del inventor gnomo, pues ha sido insuflada como principal cualidad por el mismísimo Mimiron. Los gnomos siempre buscan la superación personal, el inventar y la creación de nuevos y sorprendentes inventos con los que impresionar a sus colegas y dejar boquiabierto al mundo. También son una raza increíblemente perseverante, pues un gnomo jamás cejará en el empeño de obtener algo que les cueste mucho, sea cual sea la situación. Si no puede bordear un abismo, construirá un puente o volará hasta el otro extremo, no saldrá del lugar para buscar otra salida. Uno de sus más famosos y optimistas proverbios es: ¡Nada es imposible! y el ¡No lo intentes, hazlo! Los gnomos siempre ven el lado luminoso de la vida.

La sociedad gnomótica tiene firmemente arraigado el concepto de la familia. Mientras que sus enconados rivales los goblins buscan emprendedores y son expulsados de casa al alcanzar la madurez, los gnomos suelen cuidar los unos de los otros, enseñar el oficio y las tareas del padre a los hijos y criarlos en un ámbito cercano y familiar, siendo así muchos de los negocios de los gnomos hereditarios según el talento de la progenie del empresario en cuestión.

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado AuraYT
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 223
Aard: 208
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
gonroho: 101
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3280
Comentarios:8257

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1959
Moderadores: 10
Administradores: 4