Lealtad | Biblioteca | comunidad

Por favor, regístrate, Invitado
Buscar
Forum Scope


Coincidir



Opciones de Foro



Minimum search word length is 3 characters - maximum search word length is 84 characters
Registro Olvidaste la contraseña?

Veterano
Jugador
Level 0
Forum Posts: 117
MyCred MyCred Asc 1
Miembro Desde:
mayo 16, 2018
sp_UserOfflineSmall Desconectado
1
enero 6, 2018 - 6:14 pm
sp_Permalink sp_Print sp_QuotePost
http://img.fenixzone.net/i/sFqVwBz.jpeg

[FONT=century gothic]Hace mucho que las leyendas me parecen nada más que historia, la religión ahora las veo como patrañas y toda relación afectuosa que tuviera antes ahora es polvo, polvo como aquel que revolotea al pasar del viento en las dunas de Tanaris o en las planicies de los Baldíos.
Aquellas tierras que llegue a reconocer como mi hogar, pero que jamás volveré a pisar, jamás sentire la brisa de Mulgore chocar contra mi rostro mientras los riachuelos cantan desde la distancia. Perdí todo aquello por una de las mayores virtudes que representan a mi pueblo, pero que aún asi me condeno, ¿Fue un error?

La lealtad no trajo más que problemas desde un inicio, su significado es fuerte pero aún más fuertes son sus críticas hacia quienes no la demuestras, mi tribu fue de las más anonimadas por el resto y por lo tanto la que menos confianza inspira. No sé si fue mi error o el de ellos, pero aún así no dejaba que eso me hiciera decaer, yo era leal a la Bruja Anciana y hacia quién tenía el mando de los míos, de los Tótem Siniestro.
También lo eran dos de mis hijos, y mi pequeña, uno de ellos se afianzó más hacia las otras tribus de forma que no alcance a comprender, fue el más joven e inocente. Yo les enseñe de la lealtad cuanto pude, su madre les habló acerca de la inseguridad que sentía sobre la Horda ocasionándoles un sentimiento de intriga o pavor.
Eso los volvería más leales, me dijo.

Cuando aquella sagrada virtud fue quebrantada por los míos, creí que fue por un mejor futuro para los míos. Me acompaño el cachorro mayor y juntos comenzamos a sembrar el caos por Cima del Trueno, me convencí de que tenia que hacerlo pues la vida de mi tribu estaba en juego, pero en el rostro de mi hijo vi como le consternó la duda.
No tenia rastro de mi compañero, de mi hija e hijo menor tampoco, intente ahogar las culpas y continuar luchando en nombre de los Tótem Siniestro pues al igual que la naturaleza, actuamos de formas despiadadas para sobrevivir, eran ellos o nosotros.

Mi familia reside finalmente en Cima del Trueno durante la opresión que habíamos creado, les privamos de libertad para que tuviéramos la nuestra, por un instante me vi invencible como si los nuestros fueran la cima de la pirámide alimenticia.
Nadie imaginó que el hijo de Pezuña de Sangre reviviera su legado, él era leal a su linaje, no puedo culpar. Otra batalla se desató sobre las montañas de las verdes y ahora más oscuras praderas de Mulgore.

Pero entre las llamas que consumían una de las tiendas, vi como mi amada escapaba a duras penas de las ascuas y cenizas, detrás de ello un círculo ígneo se formaba para consumir todo lo que estuviera en el interior de la morada, ahí estaba mi querida cachorro. No pude hacer nada, vi como su vida se acababa en una agonía insoportable cuando aún tenia una senda por cumplir, no entendí qué significaba pues ahora no es más que historia, pero solo sé que quienes fueron los causantes son quienes no depusieron las armas ante la conquista de los Tótem Siniestro. No los vi, no tengo pruebas, pero lo sé.

Estalle en ira, hice que mi amada y mi hijo se refugiaron mientras yo continuaba luchando consumido por la furia, vi como uno de los mejores guerreros de Baine luchaban codo a codo con sus nuevos aliados, no dude y ataque por la espalda pues no merecían ni una muerte honorable. Le hubiera dado, hubiera acabado con su miserable vida sino fuera por que mi hijo, el más inocente y menor, detuviera el golpe, perplejo me paralice al ver como nos traicionaba y destruía todo lo que intente enseñarle.
Algo me golpeo, caí inconsciente, escuche como la batalla decaía, no pude hacer más y aún me arrepiento de ello. Ya saben lo que ocurrió después.

En mi exilio la culpa me carcome, tenia sueños traumáticos donde aún veía como mi pequeña vivía y se confortaba en mis brazos, otras pesadillas más dolorosas como recordar la muerte de ella o de la traición de mi hijo. Me estaba volviendo loco, había asesinado y sentía como la sangre de quienes arrebate la vida cobraba la mía, no tenía nadie que me ayudara.
Mi amada se fue lejos, en busca de Magatha, mi hijo continúa luchando con las tribus y yo me refugio en una olvidada caverna que al principio me pareció silenciosa, perfecta para meditar sobre mis recuerdos, sobre lo que hice, pero que ahora es tan ruidosa como aquellos enfrentamientos en Mulgore gracias al eco del pasado.

Pero existe alguien aquí también, no lo veo, pero lo escucho, me habla acerca de un nuevo significado de lealtad, uno con el que todos me puedan volver a rendir lealtad, los Tótem Siniestro pueden elevarse hasta los cielos nuevamente si daba cuerpo y alma a este nuevo líder.
Escuche sus susurros, me podría traer devuelta a mi familia y me prometió que serían ellos la mano de mi venganza, pero debía cumplir con una última encomienda. Desatar la furia en los Baldíos y causar tanta confusión en la Horda como pudiera, seria el primer paso de mi ira… Al salir todo se ve más oscuro que nunca, tan oscuro como a quién ahora debo…

Lealtad.
La hora del Crepúsculo se acerca…[/FONT]

Zona horaria del Foro:Europe/Madrid
Los Mayor Cantidad de Usuarios Conectados: 121
Actualmente Conectado
Invitado(s) 1
Actualmente Navegando en esta página:
1 Invitado(s)
Ver Toda la Actividad en Linea
Los mejores Comentando:
Molvus: 210
Aard: 207
sekum: 207
Crow: 174
bastian: 117
Estadísticas del Foro:
Grupos5
Foros52
Temas:3211
Comentarios:8137

 

Estadísticas de los Miembros:
Comentarios de Invitados: 40
Miembros: 1933
Moderadores: 10
Administradores: 4